En 2020 se prevé fabricar 25,53 millones de toneladas, frente a los 26,28 millones obtenidos en 2019, según los datos facilitados este lunes por el presidente de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales (Cesfac), Fernando Antúnez, durante una rueda de prensa telemática.

Ese descenso se debe fundamentalmente a la reducción en alimentos para aves, cerdo ibérico y vacuno, cabañas afectadas por el cierre del canal Horeca, que ahora empieza a despegar ligeramente, según ha indicado.

La caída más destacada se pronostica en el pienso para aves: en 2020 se fabricarán 3,98 millones de toneladas frente a las 4,53 millones del año pasado, mientras que en porcino se fabricarán 110.000 toneladas menos (11 millones en total). En vacuno, ovino, caprino y conejos las previsiones indican estabilidad, pues se conseguirán 9,27 millones de toneladas frente a los 9,36 millones del año pasado.

Las estimaciones de Cesfac no prevén “ningún tipo de alteración” en la fabricación de alimentación para cerdo de capa blanca, el principal sector para esta industria.

La mayor o menor recuperación del turismo y la confianza de los clientes nacionales para volver a la restauración marcarán, no obstante, el balance definitivo de producción de pienso que se dará a conocer dentro de un año.

En la Unión Europea, la bajada prevista es aún mayor, del 3,8%, con descensos que pueden rondar el 4% en potencias como Alemania y Francia. Por eso, a pesar de la reducción nacional, Antúnez ha asegurado que la industria española de alimentación animal seguirá siendo líder a nivel europeo un ejercicio más.

Los precios de los piensos en 2020 serán “más asequibles” gracias a un exceso de oferta por buenas cosechas de materias primas a nivel nacional y mundial, combinado con un descenso de la demanda debida fundamentalmente a la Covid-19. “Se prevé que no haya tensiones de precios en los mercados”, ha resumido.

Por otro lado, la comparativa de las cifras de 2019 frente a las de 2018, los 26,28 millones de toneladas de pienso del año pasado marcan un nuevo récord histórico y suponen un crecimiento anual del 3,89%.
España se coloca así como líder europeo gracias, en buena medida, al impulso de la alimentación destinada al porcino, para el que se rebasaron los 11 millones de toneladas (+5% anual).

La fabricación para vacuno, ovino, caprino, y conejos fue de 9,36 millones de toneladas y un incremento del 2% anual; seguida en importancia por el pienso para aves (4,53 millones y un +5%). De premezclas se obtuvieron 1,3 millones de toneladas (4,9%) y para acuicultura 180.562 toneladas y +3% anual. En la producción dirigida a mascotas, la fabricación de pienso para perros y gatos superó ligeramente el millón de toneladas, prácticamente la misma cantidad que en 2018.

Datos del MAPA

Por su parte, la subdirectora general de Medios de Producción Ganadera del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), Leonor Algarra, ha informado de que la producción general de alimentos para animales (incluyendo también autoconsumo y resto de operadores) alcanzó en 2019 los 39,5 millones de toneladas, un incremento del 7% respecto a 2018. La producción ha subido un 20% en los últimos cuatro años lo que demuestra, a su juicio, que es un sector “muy potente” y “estratégico” que aporta cerca del 12,5% del volumen a la industria alimentaria.

A pesar de esa fortaleza, ha incidido en que los fabricantes tienen la “peculiaridad” de que siguen siendo “muy dependientes” de materia prima importada, especialmente la proteica (soja), “y por tanto, vulnerables” a los mercados. Ha destacado lo “esencial” que ha resultado la fabricación y abastecimiento de pienso durante el estado de alarma para asegurar las producciones ganaderas y el abastecimiento de alimento a la población.

“Hay que agradecer la buena sintonía que se ha mantenido con el sector para afrontar estos momentos de gran dificultad hasta el punto de que no haya habido problemas de abastecimiento”, ha subrayado.

Desde el Ministerio, según ha apuntado, tienen “varios retos” relacionados con limitar la dependencia de la materia prima importada especialmente de zonas afectadas por deforestación para ayudar a su vez “a la sostenibilidad” en la producción. También tienen como objetivo “buscar nuevas fórmulas o cultivos proteicos a nivel de la UE” o reducir los piensos medicamentosos ya que, según ha recordado, la UE tiene el compromiso de bajar un 50% su uso hasta 2030.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.