Entre el 14 y el 25 de septiembre se llevó a cabo una auditoría por parte de la Oficina Veterinaria y de Alimentos de la Comisión Europea (FVO). el objetivoera evaluar el funcionamiento de los controles oficiales sobre la trazabilidad de la carne procedente de animales sacrificados en mataderos, de la carne picada, la carne separada mecánicamente y los productos cárnicos.

Se prestó atención a los sistemas de trazabilidad, al etiquetado y la identificación de estos productos, además de los ingredientes utilizados en la producción. Las autoridades competentes fuerond designadas de acuerdo con el Reglamento (CE) nº 882/2004. Existen sistemas de control oficial en las instalaciones y además los veterinarios cuentan con equipos especializados, realizando su labor correctamente, verificando la trazabilidad y con sistemas eficaces impleentados.

Los procedimientos y sistemas de trazabilidad son considerados como fundamentales dentro de los establecimientos por parte de las autoridades competentes a nivel nacional y por los propietarios de industrias cárnicas.

En los controles oficiales rutinarios se lleva a cabo la verificación de los sistemas de trazabilidad, los procedimientos de retirada en caso de situaciones problemáticas y la verificación del etiquetado correcto. También se controla el uso de aditivos y la composición de los alimentos.

Todos estos controles para la FVO son satisfactorios pero, sin embargo, existen deficiencias en cuanto a la higiene de los procesos y a la recuperación de los productos que salen a la comercialización con deficiencias.

La formación es la adecuada en el personal encargado de realizar controles sobre la trazabilidad y el etiquetado y en la auditoría la FVO detectó ejemplos de buenas prácitcas en relación con lo controles oficiales y su aplicación dentro de los sacrificios rituales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.