La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de Hinojosa del Duque, en Córdoba, ha dado un paso más en el control y prevención de la seca, la enfermedad más grave que afecta a las encinas de las dehesas. Esto se materializa a través de la firma de un convenio con una empresa con una alta especialización en Gestión Integrada de Plagas y Enfermedades agrícolas, forestales y ornamentales, “de manera especial para la podredumbre radical, en la que lleva trabajando desde 2006 en colaboración con diferentes organismos de investigación”.

El convenio se enmarca en el proyecto ‘Mejora en la sostenibilidad de las explotaciones de dehesa a través del seguimiento del manejo de la vegetación y ganado’, financiado con fondos Feder y coordinado por Ifapa. El centro de Hinojosa del Duque es “el de referencia en las cuestiones relativas a la dehesa y lleva participando en diferentes proyectos relacionados con el diagnóstico de la enfermedad, caracterización de focos y desarrollo de estrategias de control y mitigación desde 2012”, según explica en un comunicado la Junta.

El convenio busca poner en común el conocimiento de esta empresa sobre los patrones de ocurrencia y desarrollo de le enfermedad, con el que posee el Ifapa en aspectos productivos, de manejo ganadero y de la vegetación de la dehesa, a fin de ofrecer “estrategias realistas y efectivas a este grave problema”.

En este convenio se aborda el diseño de actuaciones de prevención, control y mitigación de esta enfermedad de manera integrada y el seguimiento de su efectividad. El proyecto se desarrollará en algunas fincas de la comarca de Los Pedroches en las que se ha detectado la enfermedad de manera incipiente.

La Junta ha explicado que la seca o pudrición radical es la enfermedad más grave de las que afecta a las encinas en la dehesa. La enfermedad está causada por un grupo de patógenos de suelo muy agresivos que provocan un decaimiento progresivo o súbito del árbol mediante la pudrición del sistema radicular absorbente. Puesto que en la actualidad no se cuenta con métodos que la puedan erradicar, la prevención y el control de la misma constituyen las herramientas con las que se cuenta para proteger al arbolado.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.