Estabilidad con signo positivo; ésta fue la opinión unánime del sector productor en la mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca. “Por este motivo, hay mejor demanda incluso de los lechones”, aseguró José Luis González.

Ésta fue la opinión unánime del sector ganadero en lo que a cebo y cebo de campo se refiere, sin mayor polémica.

Los industriales, por su parte, aseguraron que ‘lo gordo’ está en una semana similar, “y las cosas no han cambiado nada, con un sacrificio menor de cerdos de campo. Los papeles quizá hagan que no se puedan sacrificar todos”, aseguró Goyo Sánchez.

Otros vocales aseguraron que cada semana “hay más incertidumbre dentro del sector”, a lo que replicó el presidente de la mesa que “llevamos con incertidumbre desde enero…”. Fernando Santos aseguró que la “gente de Guijuelo está muy preocupada y hay miedo e incertidumbre…”.

A la hora de cotizar, los ganaderos solicitaron una clara repetición de los precios, salvo José Luis Gonzalez y Emilio Casaseca, que pidieron +0,01 euros, mientras que los industriales demandaron entre -0,01 y -0,02 euros de bajada, para una decisión final de repetición de precios.

Los lechones bajaron su precio -0,07 euros, con José Luis González como único vocal que pidió repetición de precios, indicando a uno de sus compañeros de mesa que pidió bajada: “Ni puta idea tienes… no sabes ni por dónde andas”.

PORCINO BLANCO

Por su parte, en lo que se refiere al blanco, sigue la tónica de semanas anteriores, con una tendencia bajista en España y Europa, con el tema de la peste porcina en el ambiente y “hay que seguir bajando”, aseguró Goyo Sánchez.

Así, los cerdos selecto y normal bajaron su precio 0,02 y 0,01 euros, mientras que las cerdas repitieron precio. El lechón aumentó un euro su valor por la prohibición de la entrada de producto de fuera, en beneficio de lo de aquí. El tostón, por su parte, repitió precios.

Fuente: Tribuna Salamanca

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.