La producción de carne de cerdo de China en 2021 aumentó un 29% respecto al año anterior, según mostraron datos oficiales el pasado lunes, lo que muestra la recuperación de la mayor parte de la producción porcina perdida durante los devastadores brotes de PPA durante los últimos años.

La producción anual alcanzó las 52,96 millones de toneladas el año pasado, justo por debajo de los 53,4 millones de toneladas producidos en 2017, año anterior a que la PPA comenzara a hacer estragos en el principal productor de carne de cerdo del mundo.

La recuperación se produce después de que Beijing lanzara medidas urgentes para la reanudación de la producción de carne de cerdo a mediados de 2019 (año en el que la producción de carne de cerdo se desplomó más de un 20%), a través de subsidios para apoyar a los productores, lo que provocó una ola de inversión de nuevas granjas a gran escala, lo que ha provocado que el repunte de la producción llegue antes de lo que muchos habían previsto.

Los números de la Oficina Nacional de Estadísticas estuvieron en línea con las expectativas y apuntan a un exceso de oferta creciente que lleva pesando sobre los precios de los cerdos desde mediados de 2021.

Si bien la producción de carne de cerdo ha vuelto a niveles “normales”, la demanda sigue siendo débil debido a los frecuentes brotes de Covid-19.

Los precios de la carne de cerdo son actualmente un 60% más bajos que hace un año, desplomándose incluso este mes, período previo al Año Nuevo Lunar del 1 de febrero, que normalmente estimula una fuerte demanda de carne.

“El mercado no es mercado desde hace varios años, necesita reequilibrarse”, dijo Pan Chenjun, analista de Rabobank, y agregó que la producción podría ser aún mayor en 2022, según el censo reproductor actual.

Aunque aún la PPA sigue activa en el país, los productores han reforzado las medidas de bioseguridad y mejorado su detección y desaceleración de su propagación una vez que llega a una granja.

La producción de carne de cerdo aumentó hasta las 13,79 millones de toneladas en el período octubre-diciembre desde los 13 millones de toneladas del mismo trimestre del año anterior, según los datos de la oficina de estadísticas. Este fue el volumen trimestral más alto desde el 1º trimestre de 2019, cuando los productores sacrificaban cerdos para evitar el costo de las duras medidas impuestas para controlar la propagación de la PPA.

China sacrificó 671,28 millones de cerdos en 2021, un 27% más que el año anterior. El censo porcino nacional llegó a 449,22 millones de cabezas a finales de diciembre, frente a los 437,64 millones de cabezas de finales de septiembre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.