A lo largo de 2016 las previsiones hechas por el Departamento de Agricultura de EE.UU. sobre la producción de carne en Rusia apuntan a que en el caso del vacuno va a reducirse la de vacuno debido a una caída en el censo ganadero del 1,3% y la falta de financiación para la mejora de las instalaciones y de la cabaña ganadera. La producción alcanzaría los 1,31 millones de t, un 3,3% menos que en 2015. El USDA constata que el 90% de los animales que se sacrifican proceden de la producción láctea.

En cuanto a las importaciones rusas de carne de cerdo, el USDA estima que se mantendrán estables de cara a 2016 en torno a las 630.000 t tras haberse reducido fuertemente (-33%) entre 2014 y 2015 ante la caída de la demanda por los fuertes precios y la devaluación del rublo ruso. En 2016 también se prevé que persista la reducción del consumo.

Mejores perspectivas hay para la evolución de la producción de carne de cerdo en Rusia durante 2016. La producción crecerá en un 2% hasta los 2.67 millones de t. Las principales industrias cárnicas de este tipo siguen creciendo y ampliando sus instalaciones aunque a un menor ritmo que en 2015 cuando la subida fue del 4,2% respecto a 2014.

Las importaciones de carne de cerdo seguirán reduciéndose hasta las 355.000 t en 2016, un 13% menos que en 2015 debido a la subida de la producción local.

El consumo en Rusia de carne de cerdo subiría hasta los 3,02 millones de t y se mantendrá estable respecto a 2015 debido a que sigue siendo la alternativa frente a la carne de vacuno que es la de mayor valor y supone el 34% del total consumido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.