Los últimos datos de la Comisión Europea muestran que la producción en Europa de carne de cerdo disminuyó en 2022 respecto al año anterior. La producción total de carne de cerdo en octubre fue de 1,79 millones de toneladas, un 6,1 % menos que en octubre de 2021. Esto eleva el volumen total de carne de cerdo producido en la UE en lo que va del año (de enero a octubre) a 18,30 millones de toneladas, una disminución de 5,2 % interanual y en línea con la previsión de la UE.

Los sacrificios también estuvieron en declive respecto al año anterior. En octubre, informan que 19,29 millones de cabezas de cerdos fueron sacrificadas, un descenso del 6,1% con respecto a octubre de 2021. Esto eleva el número total de cerdos sacrificados en lo que va de año (de enero a octubre) a 196,20 millones de cabezas, un 4,6% menos que en el mismo período de 2021.

España y Alemania siguen siendo los principales productores de carne de cerdo en Europa, con un total de 4,17 millones de toneladas y 3,72 millones de toneladas respectivamente en el periodo señalado. Sin embargo, casi todas las producciones de la UE están en declive, con Alemania, Polonia y Dinamarca registrando la mayor disminución de volumen, perdiendo 407.000tn, 141.000tn y 107.000tn respectivamente en el periodo. Los productores de la UE enfrentan una situación con los costes de los insumos reduciendo los márgenes de beneficio de las granjas y la demanda de los consumidores disminuyendo debido a la crisis del coste de vida, así como el hacer frente a los brotes de enfermedades animales.

De cara a 2023, la UE pronostica una nueva disminución de la producción del 1% y se espera que el consumo interno disminuya un 2%. A más largo plazo, se prevé que la producción seguirá disminuyendo un 1% anual durante los próximos 10 años y que la demanda disminuirá un 4% durante el mismo período.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.