La urgencia de una solución ante el riesgo de la desaparición de parte del sector porcino en Fuente Álamo

Los diputados de la Asamblea de Murcia Rubén Martínez Alpañez y  Pascual Salvador Hernández, acompañados por el concejal Diego Jesús Martínez del Ayuntamiento de Fuente Álamo, visitaron este lunes una granja en Fuente Álamo para conocer de primera mano los problemas que están sufriendo los ganaderos y trasladarlos a la Asamblea Regional, y que se les apoye y se busque soluciones.

Fuente Álamo cuenta actualmente con más de 250 granjas porcinas y una población anual de alrededor de 700.000 cabezas de ganado destinadas al cebo. Sin embargo, una parte significativa de estas explotaciones enfrenta el riesgo inminente de desaparecer debido a expedientes paralizados para la obtención de los permisos de cambio de orientación productiva. Este cambio implica la transición de un ciclo cerrado a granjas de cebo, donde se centra únicamente en engordar los lechones para otras empresas, requiriendo tener más de 2.500 cabezas porcinas para garantizar su rentabilidad.

El diputado regional, Pascual Salvador, ha subrayado que este estancamiento administrativo, que se prolonga por más de 10 años, amenaza con un impacto económico considerable y la pérdida de puestos de trabajo, cuya magnitud resulta difícil de cuantificar. «No podemos exigir a nuestros ganaderos el cumplimiento y legalidad de sus instalaciones cuando desde la administración se fracasa en los trámites, impidiendo el desarrollo económico y castigando a un sector al que debemos tanto».

«Las administraciones, al no tramitar los expedientes, están dejando en una indefensión total a los ganaderos, especialmente a aquellos a los que la propia Administración regional les otorgó Autorización Ambiental Integrada. Ahora, en algunos casos, 7 años después, se les informa que dicha autorización no es válida, que se cometió un error, y se les exige reducir su ganado, imponiendo multas de 240.000 euros en muchos de ellos.»

El parlamentario ha advertido que «si no se encuentra una solución el próximo año, el 50% de las cabezas de porcino habrán desaparecido, entre reducciones y algunos cierres totales. Además, se suma a esta preocupación las 2.000 hectáreas que ya han perdido los agricultores de Fuente Álamo debido al cierre del suministro de agua de la desaladora de Valdelentisco, a pesar de haber estado utilizando esas aguas durante 10 años».

Por otro lado, «los agricultores del municipio sufren las restricciones de estar en la zona 2 de la ley del Mar Menor, lo cual limita mucho más su actividad, cuando están a 40 km de la costa y no está demostrado que los purines lleguen al acuífero cuaternario», ha lamentado.

Asimismo, Pascual Salvador ha destacado que «esta situación es fruto de un fanatismo ideológico que concibe la agricultura y la ganadería como un enemigo en su objetivo de alcanzar unos objetivos climáticos marcados por la criminal Agenda 2030».

«Vamos a registrar una moción en la Asamblea Regional para que la CARM elabore un Plan Estratégico para la ganadería en la Región de Murcia. Nuestro objetivo es evitar el vacío legal que actualmente amenaza a estas granjas porcinas. Además, lideraremos la lucha por la modificación de la ley del Mar Menor, para que Fuente Álamo quede fuera, especialmente considerando que el 70% del PIB de este municipio proviene del sector agrícola y ganadero», ha concluido.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.