Las granjas porcinas en China se están expandiendo rápidamente gracias a los incentivos gubernamentales y los precios récord de la carne de cerdo, pero podrían pasar meses antes de que la producción aumente lo suficiente como para enfriar el mercado y frenar las importaciones.

La nación productora y consumidora de carne de cerdo más grande del mundo ha visto cómo los precios y las importaciones subieron a máximos históricos después de que la Peste Porcina Africana (PPA) redujera sus censos porcinos a casi la mitad. El alza de precios ha alimentado la inflación del país, mientras que las compras extranjeras están aumentando justo cuando el presidente Xi Jinping lanza una campaña contra el desperdicio de alimentos y el gobierno predica las virtudes de la autosuficiencia.

Grandes corporaciones del pais asiático están comprometidos en programas ambiciosos para impulsar los censos, aunque esto no se traducirá en un debilitamiento inmediato del mercado.

“Probablemente será en 2021 antes de que las cosas comiencen a normalizarse”, dijo Darin Friedrichs, analista senior de StoneX Group Inc. en Shanghai. “Parte del problema es que llevará mucho tiempo recuperar el censo de reproductoras”, y señaló que las empresas han comenzado a importar reproductores de alta calidad de Europa.

El gobierno aprobó más de 20.000 nuevas granjas porcinas en el primer semestre de 2020, que tendrán capacidad para producir más de 150 millones de cerdos, después de que Beijing ofreciera grandes incentivos para fomentar la producción. Algunas de las grandes empresas prevén duplicar sus ventas en 2020, mientras que otras apuntan a triplicar la cantidad de cerdos sacrificados en 2021 y aumentarla en un 60% más a partir de entonces.

“Las grandes ganancias de la producción porcina han estimulado una rápida recuperación y expansión de la capacidad”, dijo Lin Guofa, analista senior de Bric Agriculture Group, y señaló que un cerdo puede proporcionar un beneficio neto de hasta 292$. Los beneficios de algunas de los principales corporaciones aumentaron más del doble en el primer semestre respecto al año anterior.

“China necesita importar reproductoras para reconstruir las poblaciones”, dijo Pan Chenjun, analista de ganado senior de Rabobank. “Todavía existe una brecha en el suministro de ganado reproductor que limita el ritmo de recuperación”. Muchos inversores tienen planes de expansión, pero no han comenzado la construcción, dijo Pan, quien solo espera que los censos regresen a niveles normales para 2023-2024. China sacrificaba alrededor de 700 millones de cerdos al año antes de los brotes de PPA.

El país continuará con las fuertes importaciones de carne de cerdo en el cuarto trimestre de este año, la temporada de mayor consumo, con precios que se mantendrán elevados, aunque los envíos entrantes pueden ser lentos debido a las inspecciones de coronavirus y retrasos en el despacho de aduanas, dijo Pan. Las importaciones de carne y despojos de China en los primeros 8 meses de 2020 aumentaron más del 70% que el mismo período del año pasado.

Los precios de la carne de cerdo subieron más del 50% en agosto respecto al año anterior y son un factor importante de la inflación de los alimentos. El aumento de los precios de la carne de cerdo y el maíz, junto con una recuperación de la demanda interna, ha elevado los precios de todas las proteínas animales, incluida la carne de vacuno y de pollo, comunicó la Oficina Nacional de Estadísticas.

La escasez en el suministro continuará manteniendo las importaciones de carne de cerdo y los precios altos durante el resto del año, según Wang Zhuli, experto porcino del Ministerio de Agricultura, y agregó que el suministro seguirá siendo escaso hasta 2022.

También crece el nerviosismo de que China pueda detener las importaciones de carne de cerdo de Alemania después de que se encontrase PPA en varios jabalíes. Una reducción en los suministros alemanes podría beneficiar a productores como EE.UU. y Brasil, cuyas exportaciones a China han estado en auge, dijo Lin de Bric Agriculture Group.

El rápido crecimiento de la industria porcina ha impulsado las importaciones de cereales para piensos, como la soja y el maíz. China, que ya ha alcanzado el puesto de principal comprador de soja del mundo, pronto podría convertirse en el mayor importador de maíz.

Nuevas subastas estatales

China subastará otras 20.000 toneladas de carne de cerdo congelada de sus reservas estatales este 18 de septiembre, según comunicó el Centro de Gestión de Reservas de Mercancías de China.

El principal consumidor de carne de cerdo del mundo ya subastó 550.000 toneladas de carne de sus reservas durante este año para ayudar a enfriar los altos precios.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.