Después de un verano relativamente estable, se han registrado algunos movimientos en los precios de las cerdas de la UE en semanas más recientes.

Los precios alemanes y holandeses, que se mantienen estrechamente alineados, aumentaron considerablemente a principios de septiembre. A pesar de esto, en los puntos más altos, ambos precios se mantuvieron 0,22€/kg por debajo de los niveles del año anterior. Más recientemente, ambos precios volvieron a estar en línea con los niveles vistos durante el verano y actualmente rondan los 1,00€/kg. Los precios daneses experimentaron una tendencia similar a los precios alemanes y holandeses, aunque a un nivel más bajo. Mientras tanto, los precios franceses recientemente han estado disminuyendo, que junto a los daneses, actualmente están rondando ambos los 0,76€/kg.

Una tendencia similar se registró en los precios de los cerdos terminados, con un aumento de más de 0,09€/kg entre las primeras semanas de agosto y septiembre, antes de caer casi 0,16€/kg entre septiembre y noviembre. Al igual que el precio de la cerda, el precio del cerdo terminado se mantiene por debajo de los niveles del año anterior, en 0,10€/kg.

El descubrimiento de la peste porcina africana en Bélgica puede haber contribuido a la disminución de los precios de las cerdas en varios países de la UE. Sin embargo, los informes de la industria antes del descubrimiento, sugieren que la demanda subyacente de carne de cerdo en Europa era pobre, lo que probablemente también ha estado afectando los precios. En las últimas semanas, el influyente mercado alemán ha registrado precios más estables. Esto podría ser una señal de que los suministros están volviendo en línea con los niveles de demanda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.