Ante una situación pocas veces antes vivida por la Humanidad, y que obliga a echar la vista atrás algún que otro siglo para tener antecedentes históricos, es importante reconocer el esfuerzo y trabajo de todos los profesionales que han hecho posible el día a día de los españoles, esculpiendo palpable evidencia de la necesidad de su quehacer diario. Y entre esos profesionales se encuentran todos aquellos relacionados con el sector porcino: “Debemos aprovechar esta situación para trasladar a la sociedad nuestro orgullo, el orgullo de pertenecer a un sector como el porcino, que hace las cosas mejor que bien, que tiene un modelo propio de producción reconocido y es admirado en todo el mundo por sus exigentes medidas de seguridad alimentaria, calidad, bienestar animal, bioseguridad y medio ambiente”, se congratula el director general de la Interprofesional del Porcino de Capa Blanca (Interporc), Alberto Herranz.

“Creo que el sector porcino ha demostrado su capacidad de adaptación y su fortaleza ante esta situación que nadie esperábamos”, prosigue el directivo, recalcando que todos los profesionales del sector “han redoblado sus esfuerzos” para garantizar el abastecimiento en todos los puntos de venta. “Estamos orgullos de los nuestros y de pertenecer a un sector que no solo se ha adaptado a las circunstancias de forma ejemplar, sino que además está mostrando su solidaridad y se ha volcado con los afectados y los profesionales que han luchado contra el coronavirus”, enfatiza Herranz, para quien este momento es idóneo para “reforzar nuestra imagen ante la opinión pública para que mejore el conocimiento sobre lo que hacemos y lo que aportamos a España”.

En materia de ayuda a los colectivos más vulnerables, el directivo aprovecha para destacar que Interporc se sumó a la iniciativa #EstoNoTieneQueParar, a la par que participó en la recogida de alimentos y material sanitario. Asimismo, también resalta que todas las empresas cárnicas asociadas “han estado totalmente implicadas en esta lucha, realizando importantes donaciones económicas y de productos”.

Tras enfatizar que el principal objetivo de la industria cárnica de porcino ha sido garantizar el abastecimiento de la población durante el estado de alarma, Herranz remarca que las fábricas han ampliado el número de turnos, la distribución ha reforzado el transporte y todas las empresas han impulsado sus protocolos de bioseguridad, incluyendo tanto las medidas de higiene y salud recomendadas por las autoridades sanitarias como intensificando los métodos de acceso para empleados y proveedores, así como la limpieza y desinfección continua de instalaciones, maquinarias y zonas comunes.

Incremento de ventas

“Afortunadamente, el consumidor español sabe que nuestro país cuenta con un riguroso sistema de seguridad alimentaria y que todos los productos que llegan al mercado están en perfectas condiciones”, se enorgullece el directivo, cuantificando, según los datos ministeriales correspondientes al mes de marzo, un incremento interanual del 18,6% en el consumo de carne de cerdo y del 15% en elaborados, si bien el cierre de bares y restaurantes ha penalizado a productos muy concretos, como el cochinillo, jamones y paletas.

Por otra parte, y sabiendo que la carne de cerdo español está presente en 130 mercados, las ventas internacionales “han funcionado también con relativa normalidad, pues nuestras empresas han continuado exportando durante la crisis y los mercados han seguido demandando de forma activa”. Durante los dos primeros meses de 2020, las exportaciones del sector porcino español crecieron un 10,5% en volumen y un 47% en valor, siendo China el principal cliente, acaparando el 33,4% del volumen y el 28% de la facturación. “Aunque en marzo se ha producido un descenso en las exportaciones a China por el atasco de contenedores en destino debido a los problemas de inspección causados por el coronavirus, parece que el país vuelve a la normalidad y está impulsando la demanda con fuerza”, afirma Alberto Herranz, atisbando que el continente asiático ofrece “grandes oportunidades” al sector porcino español de capa blanca, que también continuará en el futuro inmediato reforzando su posición en países como Chile y México. “Los países importadores ven en nuestro modelo de producción y en nuestras empresas unos socios fiables, seguros y de calidad, lo que a su vez facilita la creación de nuevos mercados a los que llevar nuestros productos bajo la ‘marca España”.

Perspectivas futuras

De cara al porvenir más inmediato, desde Interporc se reconoce que el escenario variará en función de la evolución de la enfermedad y de las medidas establecidas por el Gobierno, si bien “las empresas cárnicas seguirán trabajando, como han hecho durante los últimos meses y serán fundamentales para dar estabilidad al empleo y la economía”.

Tras recordar que Interporc solicitó medidas económicas y fiscales que permitiesen reanudar la actividad de bares y restaurantes, Herranz pide que “se activen ahora ayudas para la promoción del consumo de los productos que más se han visto afectados por el cierre de estos establecimientos”. Y tras prever, para el corto plazo, “un consumo más racional, una apuesta por los productos de proximidad y el crecimiento del comercio online”, Herranz escribe el colofón de la entrevista indicando que conceptos como higiene, seguridad, sostenibilidad y calidad -que tanta importancia han adquirido en las últimas fechas- están ya muy interiorizados en los profesionales del sector porcino: “Seguimos trabajando para cumplir con los más altos estándares, como bien demuestra la reciente creación del sello ‘Compromiso Bienestar Certificado’, al que ya se han sumado, de forma voluntaria, numerosas granjas e industrias, y que es el mejor instrumento para llegar a la sociedad y la mejor forma de transmitir el importante trabajo que realizamos”.

LAS CUATRO CLAVES DE INTERPORC

  1. Principal aprendizaje de la crisis sanitaria: “El sector porcino ha demostrado su capacidad de adaptación y su fortaleza”.
  2. Importancia de las personas: “Han redoblado sus esfuerzos para garantizar el abastecimiento en todas las tiendas”.
  3. Perspectivas para el futuro inmediato: “Queremos llegar a la sociedad y transmitir el importante trabajo que realizamos”.
  4. Cómo será el consumidor pos-covid: “El consumo será más racional y se apostará por los productos de proximidad”.

Fuente: RevistaInfoRetail

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.