España exportó casi 2,3 millones de toneladas de carne de cerdo (incluidos despojos) durante 2019, un 14% más que el año anterior. Las tres cuartas partes de estos envios, fueron carne de cerdo fresca y congelada, cuyas exportaciones se totalizaron en 1,7 millones de toneladas. Lo que supuso un aumentó del 12% desde 2018.

Unos precios promedios más altos, aumentaron el valor de estas exportaciones hasta más de 6.000 millones de euros, un 28% más que en 2018.

Las exportaciones se fortalecieron con un aumento del 33% en los envíos a destinos fuera de la UE. En total, España envió casi 1,1 millones de toneladas de carne de cerdo a terceros países durante 2019, 268.500 toneladas más que el año anterior. Esto se debió principalmente a un aumento en los envíos a China, que casi se duplicó en el año, hasta las 620.800 toneladas. España fue el mayor proveedor de carne de cerdo de China en 2019, según los datos de importación chinos.

Las exportaciones de carne de cerdo a la UE crecieron un 1% en el año, totalizándose hasta casi las 1,2 millones de toneladas. Un poco más del 80% de estas, fueron carne de cerdo fresca y congelada, cuyas exportaciones crecieron solo marginalmente en el año hasta las 954.700 toneladas.

El crecimiento de las exportaciones españolas se ha visto respaldado por un aumento continuo de la producción durante 2019. Según los datos de Eurostat, España produjo 4,6 millones de toneladas de carne de cerdo durante el año, un 2% más (+96.700 toneladas) que en 2018. El sacrificio total fue de 52,9 millones de cerdos, un 1% más que el año anterior. El aumento de la producción sigue a un período de mayor inversión en capacidad de sacrificio y plantas de cortes. Se espera un mayor crecimiento este año, con un aumento en el número de cerdas reproductoras hasta otro 3% interanual en diciembre.

Los informes sugieren que a pesar del gran déficit de carne de China, el brote de coronavirus en el país está interrumpiendo los envíos de carne y ralentizando los pedidos. Como resultado, las existencias congeladas españolas están creciendo a la espera de que se reanude el comercio chino. España ya es un gran exportador neto de productos de carne de cerdo. Con el consumo interno inactivo, necesita un fuerte mercado de exportación para gestionar sus crecientes suministros. Sin embargo, este año el éxito de esto estará influenciado por el manejo de la PPA y el coronavirus (tanto en China como en Europa), y la competencia de la carne de cerdo estadounidense más barata en China después de los acuerdos comerciales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.