Las explotaciones de porcino ibérico están en proceso de crecimiento, aupadas por los buenos precios actuales del mercado, los cambios en los metros obligatorios por animal que se esperan en enero, las necesidades de grandes empresas y el miedo del ganadero a los hundimientos del mercado.

La media decena de las grandes empresas que hay en España dedicadas al ibérico demandan cada vez más producción de granjas de gran tamaño con las que suelen trabajar en régimen de integración vertical. En este sistema, la empresa facilita al ganadero los animales y todos los productos necesario y éste aporta instalaciones y mano de obra y recibe el precio acordado previamente por su ganado, quedándose así a salvo de los vaivenes del mercado.

A esta nueva situación se han incorporado sin pausa en los dos últimos años los ganaderos de Salamanca, hasta el punto de que el 10% de las 1.975 explotaciones de porcino que hay tienen mas de 1.000 ejemplares y aglutinan más del 80% del censo. De ellas, 16 explotaciones tienen capacidad para más de 5.000 cerdos de cebo y 13 superan las 500 madres.

Desde 2013 se ha producido el incremento de animales ibéricos en Salamanca . En concreto, y según los últimos datos de la Junta, de los 174.947 animales de cebo de 2013 se ha pasado a los 241.514, lo que supone un incremento de 66.567. En cuanto a las madres, hay 5.807 más que entonces y se mantiene prácticamente idéntico -en torno a los 2.000- el número de verracos. De otras razas se han perdido en ese mismo perdido 5.764 -de 39.056 a 33.292-.

Fuente: Gaceta Salamanca

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.