Las ventas de jamón de bellota crecen un 15% pese al ‘error’ de la OMS

Los paladares más exquisitos no sólo no han dejado de consumir un manjar como el jamón de bellota, sino que han incrementado su ingesta a lo largo del pasado año. A pesar de la alarma social que la Organización Mundial de Salud (OMS) provocó en octubre, al afirmar que consumir toda carne procesada -incluyendo en el mismo saco la citada vianda- aumentaba el riesgo de contraer cáncer, el cliente final optó por aceptar dicha recomendación, pero con sus inestimables condicionantes.

Es decir, mucho jamón de bellota habría que llevarse a la boca para tener sólo un ínfimo riesgo. De la misma manera hay que recordar que el cerdo criado en plena naturaleza a base de bellotas apenas contiene grasas saturadas, que son las realmente perjudiciales. Y es que hablamos de animales que caminan mucho y su musculación es mayor que la de cualquier otra especie porcina.

De esta forma, las pasadas navidades han sido excelentes, en cuanto a las ventas del sector se refiere, ya que el consumo del jamón de Huelva, en este caso, se ha disparado en torno a un 15% con respecto al año 2014.

Referente mundial

La pequeña y preciosa localidad de Jabugo sigue siendo un referente a nivel nacional y mundial del olivo con patas -como se le llama coloquialmente al cerdo ibérico, a causa del elevado contenido en ácido oleico de su grasa-. Un tesoro gastronómico, resultado de una combinación perfecta de tres factores: una raza única y sin parangón, un ecosistema también inigualable y un proceso de curación artesanal.

La presente montanera 2015-2016 viene avalada por unos números inigualables y la aúpan como una de las mejores de los últimos años. Y es que el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jamón de Huelva, controla un 39,95% más de cerdos que en la anterior campaña. Es decir, los animales se incrementan en los pastos y con ello la producción y las ventas de las diferentes bodegas. La estimación del valor económico en el mercado, del total de las piezas certificadas por dicha denominación, alcanzó más de 12 millones de euros durante la pasada montanera.

El presidente del Consejo Regulador, Guillermo García-Palacios, ha anticipado ya que “el reconocimiento mantenido por los consumidores a lo largo de los años en los jamones y paletas amparados, la favorable tendencia percibida en 2015 en el mercado y la dinamización que la próxima DOP Jabugo ya está logrando, son los valores al alza con los que se va a afrontar este año 2016”.

Para el director general del mencionado Consejo Regulador, José Antonio Pavón, hay que diferenciar entre el mercado generalista al que se le oferta jamón curado, serrano o ibérico, y entre el segmento especializado que se siente atraído por el jamón con DOP Jamón de Huelva. El producto amparado es singular y, por tanto, funciona como un producto de demanda. “Los consumidores que lo demandan son muy exigentes, ya que quieren un jamón procedente de un cerdo de raza ibérica, que se haya curado en las condiciones microclimáticas del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. Un entorno declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, y cuyas dehesas se encuentran en las localidades de: Aracena, Aroche, Corteconcepción, Cortegana, Cumbres Mayores, Santa Olalla del Cala y Jabugo”.

Exportación de jamón

Según la Agencia Andaluza para el Comercio Exterior (Extenda), Andalucía es la cuarta comunidad autónoma en términos de exportación de jamón, con el 4,7% de los 285 millones de euros generados en toda España en 2014, por detrás de Cataluña, que copa el 47%, Castilla-La Mancha (14,5%) y Castilla y León (13%). Por su parte, Francia se sitúa como el principal país importador de toda la UE. Algo que saben muy bien en una de las empresas punteras del sector, como es Maximiliano Jabugo, donde su gerente, Maximiliano Portes, asegura que “por cercanía, los mercados galo, portugués o alemán, son grandes consumidores del jamón de bellota”.

Para este veterinario y ganadero que comenzó su andadura en el negocio hace casi 30 años, la OMS ha cometido uno de los mayores fallos de su historia reciente, ya que “no se puede englobar a todas las carnes tratadas dentro de su alarmista advertencia. Se juega con el trabajo de mucha gente y, desde luego, la curación del jamón en nada tiene que ver con la elaboración de cualquier otro derivado del cerdo o del vacuno y, menos aún, aquí en la península ibérica, donde los animales están criados en plena naturaleza, y alimentados y mimados con delicadeza. Desde luego, no es lo mismo una salchicha producida industrialmente en Dinamarca, que un buen jamón. Máxime cuando del cerdo del que procede tiene grasas poliinsaturadas y, por tanto, las más sanas posibles”.

En Maximiliano Jabugo la facturación en 2015 ha sido de 4,6 millones de euros, un 14% más que en 2014. Del total de esa facturación, un 12% pertenece a las ventas obtenidas fuera de España.

Asimismo, desde la empresa Sánchez Romero Carvajal, cuyas bodegas llevan jamón a los hogares desde 1879, su responsable de Relaciones Públicas, María Castro, deja bien claro que “el mensaje que lanzó la Organización Mundial de la Salud tampoco les ha afectado en nada. Es más, muchas de sus tiendas de venta al público, entre ellas la de Jabugo, se quedó sin existencias -jamones y paletas- durante las pasada Navidad. Nuestra única limitación comercial es el número de animales de los que disponemos”.

Creación de empleo

Afortunadamente, tan buenos números posibilitan la creación de bastante empleo en la Sierra de Huelva, siendo la industria cárnica uno de sus mayores exponentes económicos. Para muestra un botón: entre noviembre y marzo -última fase de la cría del cerdo- el paro disminuye en la zona 15 puntos porcentuales, del 17 al 2%.

Es el valor en euros que alcanzó durante la pasada montanera 2014/15 el total de piezas que certificó el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jamón de Huelva. La actual montanera se presenta como una de las mejores de los últimos años. La DOP Jamón de Huelva, convertida en Jamón de Jabugo, controla un 39,95% de cerdos más.

Pertenecientes a la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, entre los que destacan Aracena, Aroche, Corteconcepción, Cortegana, Cumbres Mayores, Jabugo y Santa Olalla de Cala, son en los que se encuentran las bodegas de la DOP Jamón de Huelva, si bien la zona de producción o engorde de cerdos se extiende desde Huelva a Cáceres, Badajoz, Sevilla, Cádiz y Málaga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.