Loading

Ligero repunte en las previsiones de producción y existencias de cereales, mientras se reduce su utilización

Las revisiones de este mes a las estimaciones de la FAO para la temporada 2021/22 reflejan en gran medida el impacto del conflicto en Ucrania en los mercados de cereales, en particular los del trigo y maíz. Se considera que los cierres de puertos en Ucrania limitan significativamente las exportaciones del país, mientras que los desafíos financieros y de transporte están obstaculizando las exportaciones de Rusia. Es probable que estos factores permanezcan vigentes durante el resto de la temporada 2021/22. La pérdida esperada de exportaciones de la región del Mar Negro se manifiesta en envíos más bajos desde y hacia la región, así como precios globales más altos, importaciones reducidas, crecimiento de la demanda más lenta y existencias más pequeñas de lo esperado en varios países. Adicionalmente, la situación ha generado una mayor incertidumbre en los mercados de trigo y maíz, un cambio en los flujos comerciales y la aplicación de medidas de exportación por parte de varios países.

El pronóstico de producción mundial de cereales de la FAO para 2021 es ligeramente superior este mes y ahora se sitúa en 2.799 millones de toneladas, un 0,8 % más que en 2020. La producción mundial de cereales secundarios ha aumentado marginalmente hasta los 1.206 millones de toneladas este mes debido a un pequeño aumento en la estimación de la producción de maíz en Ucrania, donde los datos oficiales recientes apuntan a rendimientos superiores a los esperados anteriormente. La producción mundial de trigo también ha aumentado ligeramente y ahora se sitúa en 777 millones de toneladas tras un ajuste al alza de la estimación de Australia.

De cara al futuro, el pronóstico de producción de trigo de la FAO para 2022 se ha reducido ligeramente desde la estimación de marzo, en gran parte como resultado del conflicto en Ucrania, pero aún apunta a un aumento del 1,1%, hasta 784 millones de toneladas. Ahora se pronostica que la producción de trigo en Ucrania caerá por debajo del promedio de los últimos 5 años, lo que refleja principalmente las expectativas de que al menos el 20% del área sembrada en invierno no se pueda cosechar debido a la destrucción directa, el acceso restringido o la falta de recursos para cosechar. Además, también se espera que los rendimientos disminuyan en 2022, ya que se considera que el acceso interrumpido a insumos y tierras de cultivo dificulta la puntualidad de las operaciones agrícolas. Para Rusia, el clima propicio continuo ha reforzado las expectativas de cosecha y, según los informes del país, la producción de trigo se pronostica a un nivel superior al promedio de los últimos 5 años; sin embargo, esta perspectiva sigue siendo preliminar, particularmente en consideración de las incertidumbres con respecto a la importación de algunos insumos agrícolas. En la UE, a pesar de las condiciones favorables en la mayoría de las áreas, es probable que la persistente escasez de lluvias en las áreas del sudoeste reduzca los rendimientos. Combinado con una probable pequeña disminución en de la siembra, se prevé que la producción total de trigo en la UE disminuya  134 millones de toneladas en 2022 respecto al año anterior. En América del Norte, las expansiones de siembra inducidas por los precios en Canadá y EE.UU. sustentan las expectativas de incrementos en la producción. La producción de trigo se pronostica en 31,2 millones de toneladas en Canadá, un aumento significativo en comparación con la producción reducida en 2021, y 53 millones de toneladas en EE.UU., donde, sin embargo, la sequía a largo plazo está perjudicando las perspectivas de rendimiento.

En Asia, el pronóstico para la producción de trigo en Pakistán se recorta moderadamente este mes debido a la escasez de insumos y las infestaciones localizadas de «roya de la hoja» que probablemente reducirán los rendimientos. Sin embargo, fijada en 28 millones de toneladas, la producción de trigo en 2022 aún superaría el promedio de los últimos 5 años. Se pronostica que la producción de trigo en la India aumentará modestamente en 2022. En el Cercano Oriente asiático, la producción en 2022 se pronostica en niveles promedio, mientras que en el norte de África, las condiciones de sequía en Marruecos, las áreas occidentales de Argelia y el centro de Túnez apuntan a cosechas más pequeñas para 2022 .

Con respecto a los cereales secundarios, las perspectivas de producción siguen siendo favorables en Argentina y Brasil, donde las cosechas de maíz se pronostican a niveles muy por encima del promedio en 2022. En Brasil, en particular, a pesar de que la sequía frenó la producción de la cosecha de maíz, aunque se espera una gran producción de la cosecha que se acaba de sembrar, respaldando un pronóstico récord de 112 millones de toneladas para 2022. En África del Sur, es probable que la producción de maíz en Sudáfrica caiga respecto al año anterior, debido a una reducción en las siembras, pero con 15 millones de toneladas, aún representaría una producción por encima del promedio.

El pronóstico para la utilización mundial de cereales en 2021/22 se redujo en 12,4 millones de toneladas con respecto al informe anterior y ahora se ubica en 2.789 millones de toneladas, un 1% por encima del nivel de 2020/21. La utilización de trigo en 2021/22 se ha reducido en 2,4 millones de toneladas debido a un menor uso de forrajes de lo esperado anteriormente, principalmente en India y la UE, debido a pronósticos de exportación más altos, aunque se prevé que aumente un 1,2% desde el nivel de 2020/21. La utilización de cereales secundarios en 2021/22 también se redujo con respecto al pronóstico anterior en 10,5 millones de toneladas, lo que refleja revisiones a la baja de la utilización de maíz y cebada. La mayor parte de la revisión a la baja de 6,8 millones de toneladas de la utilización de maíz de este mes se debe a una menor utilización interna en Argentina debido al mayor pronóstico de exportación del país, y en varios países debido a la reducción de la disponibilidad mundial y los altos precios. A pesar de la revisión a la baja de este mes, todavía se espera que la utilización de maíz en 2021/22 aumente un 2% respecto a 2020/21.

Se pronostica que las existencias mundiales de cereales en 2022 aumenten un 2,4% desde sus niveles de apertura a casi 851 millones de toneladas, tras una revisión al alza de 15 millones de toneladas con respecto al pronóstico del mes pasado. La revisión al alza de este mes refleja en gran medida a mayores existencias de trigo y maíz en Ucrania y Rusia debido a pronósticos de exportación más bajos, lo que resulta en ajustes al alza de 4,5 millones de toneladas y 8,3 millones de toneladas en las existencias mundiales de trigo y maíz, respectivamente. Sin embargo, estos ajustes eclipsan las revisiones a la baja realizadas para otros países. En algunos de los principales exportadores, la revisión a la baja refleja mayores exportaciones y, en muchos países importadores, especialmente en el Cercano Oriente y África del Norte, se debe a la pérdida prevista de envíos de Ucrania y Rusia. No obstante, ahora se prevé que las existencias mundiales de trigo y cereales secundarios aumenten por encima de sus niveles de apertura en un 2,3% y un 3,1%, respectivamente. Según las previsiones de existencias y utilización de este mes, la relación entre las existencias y el uso de cereales a nivel mundial se pronostica en un 29,7%, ligeramente por debajo del nivel de 2020/21 del 29,8 %, pero aún indica un nivel de suministro relativamente cómodo.

El pronóstico de la FAO para el comercio mundial de cereales en 2021/22 se redujo en 14,6 millones de toneladas desde el mes pasado a 469 millones de toneladas, lo que ahora apunta a una contracción del 2% con respecto al nivel de 2020/21. La revisión a la baja de este mes se atribuye en gran medida a las estimaciones más bajas de exportación de trigo y maíz para Ucrania y Rusia y las importaciones más bajas resultantes para varios países. Las estimaciones de exportación de trigo para 2021/22 se reducen en 5 millones de toneladas para Ucrania y 3,5 millones de toneladas para Rusia en función del cierre de puertos en Ucrania y los desafíos financieros y de transporte en Rusia, como se mencionó al principio. Se prevé que el cambio resultante en la demanda aumente los envíos de trigo de la UE y la India. Sin embargo, se espera que esas exportaciones adicionales compensen solo parcialmente la pérdida de exportaciones de la región del Mar Negro. Además de los precios altos de casi récord, se considera que la reducción de la disponibilidad mundial desalienta las previsiones de importación para varios países, especialmente en el Cercano Oriente y África del Norte. Tras la revisión a la baja de 4,2 millones de toneladas de este mes, ahora se espera que el comercio mundial de trigo se mantenga cerca del nivel de la temporada pasada. Del mismo modo, el pronóstico para el comercio mundial de cereales secundarios se redujo en 10,4 millones de toneladas este mes debido a las revisiones a la baja de las estimaciones de exportación de maíz para Ucrania y Rusia en 2021/22 de 12,5 millones de toneladas y 2 millones de toneladas, respectivamente, según sobre los desafíos antes mencionados. Como resultado del cambio en la demanda, se esperan mayores envíos para Argentina, India y EE.UU., sin embargo, como es el caso del trigo, se considera que esas exportaciones solo compensan parcialmente la pérdida de exportaciones de la región del Mar Negro. Se prevé que la menor disponibilidad general y los precios récord reduzcan las importaciones de varios países, lo que reducirá el pronóstico del comercio mundial de maíz al 6,6% desde el nivel de 2020/21.

Mercado mundial de cereales
Producción, utilización y existencias de cereales
Mercado mundial de trigo
Mercado mundial de cereales secundarios

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.