Los cereales de invierno se recuperan con las últimas lluvias

Las lluvias abundantes caídas en la últimas semanas le están viniendo muy bien a los cereales de invierno de Castilla y León. El estado de los cultivos está muy retrasado, pero teniendo en cuenta las precipitaciones caídas, el abonado de cobertera que ya se ha realizado y las temperaturas razonables que se están registrando, las perspectivas han cambiado radicalmente, según la valoración de Jose María Santos, Responsable de Agricultura de URCACYL.

Es todavía muy pronto en la campaña  para hacer previsiones de rendimiento pero si las temperaturas acompañan a lo largo de los próximos meses, los cultivos se podrían recuperar. No obstante, no hay que olvidar, que las siembras se hicieron en muy malas condiciones, que el cultivo está muy retrasado y que ha habido zonas muy afectadas por las heladas.

De cara a las siembras de cereales de primavera hay animación entre los agricultores y el tempero del suelo es muy bueno,  si bien, la posible falta de agua en los próximos meses es el factor más limitante. La reserva hidráulica del Duero está actualmente en el 41,5% cuando debería estar al 80% y la Confederación Hidrográfica del Duero no asegura la campaña de riego.

Es probable que la superficie de cereales de primavera en secano sea similar a la del año pasado. En el caso de los cereales de primavera en regadío, la superficie podría ser igual o algo inferior a la de la campaña pasada, si bien lo que se va producir es un cambio en el tipo de cultivo, según la valoración de Santos. El agricultor va optar por cultivos menos exigentes en agua, por lo que es previsible que la superficie de maíz se reduzca a expensas de que crezca la de trigos o girasol, lo que va ocurrir especialmente en León.

Fuente: Agro Digital

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.