La Federación francesa de charcuteros acusa a las centrales de compra de grandes marcas de la situación de crisis por la que atraviesa el sector porcino. Según la federación, la distribución reclama bajadas en los precios sin tener en cuenta ni el precio de las materias primas ni los costes de explotación.

Señalan que mientras que los precios de venta al público han caído un 0,2% en los autoservicio y han subido en un 0,5% en las tiendas tradicionales, según los datos de Kantar Worldpanel, los precios de compra a los industriales se han reducido en un 2,6% en charcutería y en un 0,6% en salazón.

Para la Federación, “cuando la distribución te da una mano, te quita la otra”. Por este motivo creen necesario intensificar los trabajos en su observatorio de negociaciones comerciales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.