Los consejeros de Extremadura, Castilla y León, Aragón y Comunidad Valenciana defienden el sector del porcino frente a la «demonización» y la «normativa gratuita»

Los consejeros de Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura y Aragón junto al Clúster del Porcino, asociaciones, ganaderos, veterinarios y empresas se reunieron el pasado miércoles en Zaragoza para debatir sobre el presente y futuro de esta producción ganadera que supone el 1,4% del PIB nacional.

Ángel Samper, consejero de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Aragón, explicó que «la intención obedece a una forma de trabajo que deberá generalizarse y que no es otra que sumar a todos los actores en torno a un interés general, en este caso con el porcino».

Los responsables de agricultura y ganadería de los gobiernos invitados expusieron el estado actual y la previsión de futuro de un sector que «en España supone el 40% de la Producción Final Ganadera y alrededor de un 16% de la Producción Final Agraria y el 14% del Producto Interior Bruto Industrial».

En el 2023 las producciones ganaderas de cerdo en España estuvieron en un 22,9%, por encima de Alemania y con mucha distancia de Francia, Polonia, Holanda, Dinamarca o Italia. El porcino en España, se ha convertido en un modelo de negocio que se copia en Europa por su implicación en la investigación, innovación en campos como la genética, alimentación, sanidad o instalaciones. También por la fórmula de negocio de las integradoras que ayudan a los ganaderos en la creación de más puestos de trabajo y fijación de población en las zonas rurales.

Samper ha destacó el liderazgo que ha sido posible gracias a «la innovación» y «el trabajo exquisito» de la nación, que a puesto a España como líder europeo gracias a un producto en el que «se están haciendo muchas cosas bien», aunque «se viene demonizando de forma gratuita desde hace mucho tiempo».

No obstante, subrayó que existe un problema: las limitaciones, las prohibiciones y la «normativa gratuita» a nivel europeo, que genera «un hartazgo muy grande en el territorio». Por ello, pidió que «no se ideologice» la producción de este sector. «Tenemos que responder siempre a un cuidado exquisito de la tierra, del agua y del aire por responsabilidad», admitió, pero también «responder a lo que dicen los científicos» porque el sector «quiere hacer las cosas muy bien», dijo Samper.

Esa «ideologización», ha provocado aumentos de precios por unas «prohibiciones gratuitas» que han elevado el precio de la cesta de la compra. «Eso es infumable, porque nos debemos al consumidor. No se pueden ideologizar las cosas del comer», afirmó el consejero, quien aseveró que ello está creando «desánimo» y «desasosiego» en el medio rural que «lo pagaremos toda la sociedad».

Samper señaló que van a trasladar a los representantes del sector que hay medidas que se tienen que tomar en materia de bioseguridad porque las cuestiones sanitarias «influyen mucho», pero dejó claro que se está trabajando «muy bien» y que el diferencial con el resto de países es «exquisito».

Defensa del Purín

Por otro lado, consideró «ilógico» que se «demonice» la utilización del purín cuando no es un problema, sino una «oportunidad» frente a abonos inorgánicos que suponen contaminación al llegar «de la otra parte del charco». «Lo que hay que hacer es utilizarlo bien, dispersarlo bien en la tierra, que vaya a la raíz y que no vaya al suelo», defendió.

Otro de los retos está en la exportación, donde va el 60% de la producción, con China, que ha sustituido a Rusia como principal importador. En ese sentido, aseguró que en la competitividad «somos únicos», después de haber crecido mientras otros países bajan porque se están haciendo «muchas cosas bien» en genética o innovación.

La jornada contó también con la presencia del consejero de Desarrollo Territorial, Despoblación y Justicia de Aragón, Alejandro Nolasco, quien remarcó que van a apoyar «cualquier tipo de iniciativa que haga que la gente se quede en el territorio».

Consejeros de Extremadura, Castilla y León y Comunidad Valenciana

El consejero de Agricultura y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, Gerardo Dueñas, indicó que el sector se encuentra en una situación «compleja».

Así, con España como 3º productor mundial de porcino, con «las mejores condiciones» de sanidad animal, de bienestar y de alimentación, ha apostado por tomar medidas «fáciles» para que siga siendo una pieza fundamental del PIB. «Tenemos una imagen muy buena y hay que seguir manteniendo esa imagen en el resto de la sociedad a nivel nacional», concluyó.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat Valenciana, José Luis Aguirre, consideró esta jornada una «oportunidad» para un sector «clave» y «modélico» en la Comunidad, en referencia a la producción en intensivo de porcino y de pollo. Coincidió en que «se ha demonizado muchísimo el sector», pese a que ha sabido adaptarse a las diferentes normativas. «Hemos venido a aprender, a escuchar los planteamientos de las diferentes regiones y a tratar de implementar las mejores medidas para que el sector pueda salir adelante», finalizó.

Por último, el consejero de Gestión Forestal y Mundo Rural de la Junta de Extremadura, Ignacio Higuero, subrayó que el sector porcino es «fundamental» en la región, aunque en este caso prime la producción extensiva. Explicó que Extremadura tiene más de 5.700 explotaciones que se dedican al «cochino ibérico», donde los animales que se sacrifican son «100% ibéricos y han comido sólo bellota».

«Desde esta consejería y desde el Gobierno de Extremadura cuidaremos y mimaremos nuestro sector primario, sobre todo para que el porcino llegue con una trazabilidad excepcional al consumidor final», concluyó.

Riesgos sanitarios y desequilibrios

El director de la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (Anprogapor), Miguel Ángel Higuera, señaló que el sector tiene «una serie de dificultades» que hacen que necesiten del apoyo de la Administración.

En este sentido, citó los riesgos sanitarios, con la Peste Porcina Africana en Europa, lo que generaría «problemas graves» si entrara a España. Asimismo, reconoció que deben mejorar la visibilidad del trabajo de los ganaderos, para lo que también ha pedido la ayuda de las administraciones, para mostrar «ese trabajo bien realizado».

De igual forma, Higueras apuntó la necesidad de seguir trabajando en el aspecto de los animales y ha dicho que van a tener que adaptar las granjas para aplicar todas las nuevas normativas que van a llegar y que no tengan un efecto negativo en el mercado.

A ello se ha sumado el «fuerte desequilibrio» entre la capacidad de producción de España y la capacidad de industrialización de los mataderos. Así, alertó de que se está perdiendo capacidad de producción y ello está haciendo sufrir a la industria, por lo que ha reclamado un plan estratégico del sector porcino que vuelva a reequilibrar estas 2 partes de la economía.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.