Los productos ibéricos ya comienzan a ‘vestirse’ de color en los lineales de la distribución para mejorar su información al consumidor -y que éste sepa qué calidad adquiere- y cumplir con ello la medida más visible de la nueva norma de calidad del ibérico que entró en vigor hace dos años.

Blanco, verde, negro o rojo; cada pieza ibérica se distinguirá con uno de estos colores para determinar visualmente la pureza racial y la alimentación del cerdo.

Se utilizarán bridas para paletas y jamones, y las etiquetas para loncheados y otros productos obtenidos del despiece de la canal.

Y comenzarán a ser habituales en los puntos de distribución de ibéricos ya que es ahora -tras dos años- cuando comienzan a salir al mercado las primeras paletas curadas tras la entrada en vigor de la norma.

Así lo ha recordado a Efeagro el director gerente de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici), Andrés Paredes, quien ha resaltado la importancia de estos precintos para ofrecer una información clara al cliente sobre la calidad del producto que está comprando.

El consumidor de ibérico tiene que tener en cuenta que el precinto blanco marca las piezas de cebo ibérico; el verde, las de cebo de campo ibérico; el rojo, las de bellota ibérico; y el negro, las de bellota 100 % ibérico.

Unos precintos de cuya fabricación se encarga la empresa Precintia y que, según fuentes de dicha compañía, son de nylon y pertenecen al modelo “Ten-lok 7”: ajustables con un filamento cilíndrico de 2 milímetros de diámetro y una cartela de 68 x 22 milímetros.

La gama “Ten-lok” son precintos de última generación y alta seguridad para evitar manipulaciones.

El catálogo de la compañía subraya que son adecuados para el sector cárnico (jamones, canales o piezas), contenedores químicos, silos, trolleys aéreos o puertas de emergencia.

Además, están marcados por termo impresión -estándar o digital y láser-, con numeración consecutiva y/o código de barras, y nombre o logotipo de la compañía.

Con los datos de sacrificio que maneja Asici, (2,57 millones de cerdos en 2014) y una previsión de incremento de entre el 8 y el 10 % de sacrificios en 2015, el número de bridas colocadas en ambos ejercicios podría superar los 21,44 millones.

Paredes ha avanzado la intención de la Interprofesional de introducir en el futuro mejoras en los precintos, “que no serán obligatorias en un primer momento”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.