La nueva cotización alcista que fijó el presidente de la mesa de porcino para el cebo y el cebo de campo indignó de nuevo a los compradores, y más cuando tan solo había dos vocales del sector ganadero en la sesión.

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca sigue ‘fiel’ a sus principios polémicos y lleva ya demasiados años sin terminar con la confrontación y la visión contraria de la realidad, que poco o nada beneficia el sector.

Y no fue menos en la sesión de este 9 de octubre, y eso que solo estuvieron presentes dos vocales del sector ganadero, que estaban en minoría ante los cinco del sector industrial. En el debate previo a la cotización, los ganaderos destacaron que la feria de Zafra había dejado claro que el precio de los cochinos se había disparado, por encima incluso de lo que marca Extremadura, algo que no compartieron, ni mucho menos, los industriales.

Así, los productores demandaron una subida de 0,02 euros para el cebo y el cebo de campo, mientras que los industriales pidieron repetición para el cebo y bajada para el cebo de campo, para una decisión final de subida de 0,01 euros para el cebo y repetición para el cebo de campo.

Al final de la cotización, la mayoría de los industriales le recriminó al presidente su postura, además del hecho de subir el precio de los cochinos de manera continuada.

En el blanco, nueva bajada de 0,05 euros para los cerdos selecto y normal, con descenso de 0,03 euros para el graso y las cerdas.

Fuente: Tribuna Salamanca

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.