Los mercados se mantienen bajo presión

En el informe emitido por Rabobank para el 1º trimestre del año, concluyen que tras los desafíos de 2023, regiones como China, EE.UU. o algunos países europeos seguirán reduciendo sus censos en 2024, aunque a diferentes ritmos. La presión de las enfermedades y otros desafíos, como los márgenes de beneficio negativos, el exceso de oferta y la débil demanda, también son importantes impulsores de la reducción del censo. Mientras tanto, la productividad seguirá mejorando en 2024, impulsada por ganancias genéticas, una mejor gestión agrícola y estrategias de reducción de costes. A pesar de los problemas de producción, hay un punto positivo a medida que los precios de los piensos siguen bajando. Mientras tanto, el consumo de carne de cerdo sigue resistiendo. Como conclusión, se espera que la producción mundial de carne de cerdo se desacelerará en 2024.

Los precios del maíz y la soja han caído entre un 15% y un 25% en el último año. Es posible que se produzcan nuevas caídas de los precios de los cereales forrajeros, dado el estancamiento de la demanda y el aumento de las existencias a nivel mundial, aunque el clima podría potencialmente cambiar la dirección de los movimientos de la oferta y los precios más allá del 1º trimestre.

La carne de cerdo está razonablemente bien posicionada entre los consumidores dadas las presiones inflacionarias que enfrentan otras proteínas animales. Los consumidores siguen gastando en carne de cerdo en regiones clave, aunque tienden a ser más cautelosos en su gasto. Se espera que el alivio de las presiones inflacionarias en 2024 respaldará en general el consumo mundial de carne de cerdo.


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.