Las continuas bajadas que están experimentando los precios en el cereal en los últimos meses están haciendo que el cultivo deje de ser atractivo para el agricultor, máxime en una provincia como la de León donde el maíz tiene un peso muy considerable en la renta agraria y que en las zonas de regadío prácticamente es un monocultivo,. Por eso, según los expertos de la Lonja Provincial, en la próxima campaña el agricultor “tendrá que pensarse muy mucho cómo reparte su sementera, pues a estos precios y si la tendencia continúa como en las últimas fechas la rentabilidad es nula o incluso podríamos entrar en pérdidas”.

   A esta caída de precios de los cereales se suma los insumos agrícolas, que no sólo no han bajado sino que en algunos casos como en los fertilizantes se anuncian subidas. Esto está provocando que desde el sector no se entienda cómo en una situación de crisis global de precios y desplome de materias primas en los mercados, no se traslade al consumidor la bajada de los fertilizantes  cuando siempre se ha dicho que su precio está asociado al petróleo, que desde el año pasado ha caído un 60% en su cotización.

   La rentabilidad de una explotación pasa por que haya una correlación entre gastos e ingresos y en este momento en las explotaciones lo único que está cayendo son los ingresos y por lo tanto se puede estar abocando al sector a la ruina, y no conviene olvidar que “en este barco estamos todos, agricultores industriales, vendedores de semillas de fitosanitarios, etc”, como se recuerda desde la propia Lonja Agropecuaria.

   La cotización esta semana, trigo 160 €/t, cebada 159,50 €/t, centeno 148 €/t, avena 172 €/t y maíz 164 €/t.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.