Según información del Consejo Nacional de Agricultura (CNA) en México, el Covid-19 llegó a exacerbar la recesión económica que México ya estaba pasando, sin embargo, durante el primer trimestre del año, el sector agroalimentario fue el único que mostró crecimiento.

En contraste con un Producto Interno Bruto (PIB) total que registró una caída del 2,4% en comparación con el año pasado, el correspondiente a las actividades agroalimentarias experimentó un aumento del 1,2%, en gran parte gracias a un crecimiento del 7,8% en las exportaciones que aportaron un saldo de 3.293 millones de dólares.

Por otro lado, se especificó que, como consecuencia de la contingencia pandémica del Covid-19, el consumo de carne disminuyó entre un 10-15%, lo que se debió principalmente al cierre del canal HORECA (hoteles, restaurantes y cafeterías).

Sin embargo, los efectos han sido mitigados por un aumento en las exportaciones de estos bienes, donde se destaca EE.UU. con un aumento del 5% en compras durante el primer trimestre del año.

En el caso de la actividad porcina, los datos de la CNA reflejaron una caída en los precios del 30-40%, tanto para los cerdos de peso vivo como para la carne de cerdo, a pesar de que los productores no han dejado de trabajar. El precio de la carne de cerdo en peso vivo en México tocó fondo hace unas semanas, llegando a bajar 0,33$/lb. Ahora, la recuperación ha comenzado, y el sector de producción se siente cautelosamente optimista, mientras que los precios en peso vivo bordean los  0,44$/lb en granja. La industria cree que se producirá una recuperación total en agosto de este año.

El peso mexicano es otra historia: El peso mexicano perdió hasta un 3,62% en mayo de 2019, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles a los bienes exportados de México. 2020 está siendo aún peor, alcanzando un máximo histórico de 25,78 en abril de 2020.

Según el último informe, el colapso de los precios del petróleo y la pandemia del Covid-19 fueron las fuerzas globales que arrastraron el peso mexicano a mínimos históricos frente al dólar estadounidense durante los tiempos de Covid-19. La industria porcina mexicana, al igual que otras industrias en el país, se han visto afectadas por la devaluación de la moneda en aproximadamente un 26-27% durante los últimos meses. Afortunadamente, desde entonces el peso ha mostrado una ligera recuperación, ganando alrededor de 4 pesos frente al dólar hasta la fecha, siendo un hecho que ayuda mucho en un país que importa muchos bienes y servicios.

El siguiente gráfico muestra el histórico del tipo de cambio diario dólar estadounidense – peso mexicano de los últimos 25 años (desde 1994).

Exportaciones

Las exportaciones mexicanas de carne de cerdo a China se duplicarán este año de 30.000 a 60.000 toneladas. La demanda es impulsada por la crisis de la Peste Porcina Africana (PPA) en la mayoría de los países asiáticos. “Las exportaciones de carne de cerdo en 2019 fueron de 30.000 toneladas, un aumento del 1.000% respecto al año anterior. Anteriormente, exportamos mucho a Japón, EE.UU., Corea, y ahora el segundo mercado más importante es China”, dijo Juan Carlos Anaya, Director general del Grupo de Consultoría del Mercado Agrícola, después de presentar su informe sobre la Perspectiva Agroalimentaria en 2020. El ejecutivo espera que este aumento pueda ocurrir una vez que el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y el Servicio Nacional de Salud, Seguridad y Calidad (Senasica) autorice a las plantas a procesar carne de cerdo para su exportación.

Las negociaciones de México avanzan con China para exportar despojos de cerdo. El Director jefe de Senasica, Francisco Javier Trujillo Arriaga, anunció que la negociación con China para el envío de despojos de cerdo está progresando y que solo se espera que la autoridad sanitaria del país asiático respalde la lista de 18 plantas mexicanas.

En México, los productores de carne de cerdo se han visto afectados por la Covid-19 de la misma manera que sus homólogos estadounidenses y canadienses. Muchas nuevas medidas en granjas y plantas procesadoras, combinadas con el distanciamiento social y la necesidad de poner en cuarentena a los trabajadores infectados, han resultado en una caída de los cerdos sacrificados, y por tanto en el mercado de consumo. Aunque el Gobierno federal ha ofrecido ayuda a toda la industria agrícola, los productores de carne de cerdo declararon que era completamente insuficiente, ocurriendo la misma historia en EE.UU. y Canadá. en México, la mayor parte del apoyo financiero que existía para incentivar a la industria porcina se ha eliminado, dejando al sector sin recursos y frente una crisis, como la actual.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.