Los productores de porcino catalanes preocupados sobre el desconocimiento del sector en la sociedad

«En caso de que detectasen antibióticos en alguno de los cerdos, mi producción se vería muy comprometida, hasta el punto de no volver a comprarme más animales», explica Vicens, propietario de una de las 5.930 granjas de porcino de Cataluña. Y es que los productores de porcino catalanes se ven obligados a pasar controles cada vez más exigentes para comprobar la inexistencia de antibióticos en los animales.

La legislación regula los límites pero, por mucho que pese al sector, una gran parte de la opinión pública sigue pensando que lo que come es «lomo con antibióticos» y la ganadería, en su conjunto, vive en pésimas condiciones.

Lo vieron la semana pasada en una entrevista publicada en La Vanguardia donde el fundador de una empresa de producción de carne impresa en 3D criticaba la calidad de la carne de nuestros animales. También en el programa televisivo «Abrimos hilo» de TVE Cataluña del 22 de octubre, donde durante el debate se cuestionó el bienestar animal en las granjas.

Sin embargo parece que hay datos que demuestran lo contrario. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) publicaba la semana pasada la reducción del uso de antibióticos veterinarios en un 34% en los últimos 7 años. Y, en España, la disminución de un 45% en 5 años (2010-2015).

En cuanto al bienestar animal, el sector sigue mirando hacia adelante con el objetivo de mejorar continuamente la protección de los animales. Las administraciones cuentan con estrategias orientadas a corregir las condiciones de las parideras en las granjas, el transporte animal, la protección de los cerdos durante su sacrificio y el enriquecimiento ambiental.

Sin embargo, los productores de porcino de Cataluña estan preocupados por este desconocimiento social. Creen que esta desinformación se debe a varios factores, entre ellos, el perfil de nuestra sociedad, que es cada vez más «urbanita» y está más alejada de las zonas rurales, por lo que desean trasladar a los consumidores que la carne es segura, libre de antibióticos, y producida en unas buenas condiciones de bienestar animal.

Por ello, creen necesario continuar haciendo un importante esfuerzo en comunicación para trasladar de forma efectiva a la sociedad quienes somos y todo lo que aportamos, continuando así la lucha contra este desconocimiento que salpica a nuestro sector.

Fuente: Porcat


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.