La estrategia de Alemania para contener la Peste Porcina Africana (PPA) a largo plazo depende de las vallas fronterizas permanentes, destinadas a impedir la migración de los jabalíes. Sin embargo, los ambientalistas señalan que las cercas causan daño a otros animales salvajes, por lo que los amantes de la naturaleza están instando a las autoridades del estado de Brandeburgo a que muevan la valla, la cual se encuentra actualmente cerca de los ríos fronterizos Oder y Neisse, y en ciertos intervalos hay aberturas en la valla para permitir el paso de otros animales salvajes.

Estas aberturas, sin embargo, no siempre son utilizadas por los animales más grandes y en los últimos meses, hasta 19 venados fueron encontrados muertos justo en la cerca. Especialmente en Navidad, cuando los niveles del río subieron y las vallas se convirtieron en una trampa mortal. Tanto la población del lugar, como las organizaciones ecologistas, han expresado su apoyo a la reubicación de las vallas.

En reacción, el Ministerio de protección al consumidor del estado de Brandeburgo dijo: “Brandeburgo es una zona clave contra la expansión de la PPA en dirección al oeste, por lo que los resultados de la lucha contra la PPA no pueden verse comprometidos”.

Mientras tanto, al sur, en Sajonia, crece la convicción de que reducir la gran cantidad de jabalíes es el camino para resolver la crisis de la PPA. En un comunicado de prensa, Sebastian Vogel, jefe del equipo de gestión de crisis de la PPA dijo: “La única forma de contener la PPA y combatirla con éxito es reducir en gran medida la gran cantidad de jabalíes en las áreas restringidas. Estamos contentos de haber encontrado un socio extremadamente competente como la Asociación de Caza del Estado de Sajonia. La población de jabalíes es la principal fuente de infección de PPA. Por lo tanto, debemos reducirlos para combatir la propagación de la enfermedad y evitar que se propague a granjas de cerdos”.

Cerca de 10.000 jabalíes muertos

Analizando los datos más recientes, los brotes de PPA en el oeste de Polonia y el este de Alemania se está acercando rápidamente a las 10.000 muertes de jabalíes. Hasta el 8 de febrero se habían detectado un total de 9.877 muertes de jabalíes en ambos lados de la frontera. En el oeste de Polonia, desde noviembre de 2019, se han encontrado 6.555, y aproximadamente 3.322 en el lado alemán desde el primer brote de septiembre de 2020.

Mientras tanto, parece que la mayor parte de la casos de PPA en el lado polaco de la frontera se está trasladando a otras provincias además de Lubusz, provincia que acumula 5.000 casos de los 6.555 brotes.

Baja Silesia y Gran Polonia

En los últimos 3 meses, los números de brotes mensuales tanto en la vecina provincia de Baja Silesia como en la de Gran Polonia han superado a los de Lubusz.

Uno de los efectos de la ampliación del anillo de seguridad es que los brotes se están produciendo cada vez más cerca de la frontera con la República Checa. El hallazgo más reciente fue a solo 9km de la frontera checa, uno de los pocos países que ha logrado superar la PPA, tras los brotes detectados en 2017 y 2018 al sur, cerca de la ciudad de Zlín.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.