Seis semanas después aparecer la peste porcina africana en China, los científicos se apresuran a precisar cómo el virus ingresó en el mayor mercado de carne de cerdo del mundo y se diseminó entre granjas a cientos de kilómetros de distancia.

Encontrar respuestas es crítico para detener la expansión internacional de lo que los investigadores rusos consideran la enfermedad porcina más peligrosa. El virus ha sido reportado en siete provincias chinas desde el 1 de agosto, causando la muerte de alrededor de 40.000 cerdos y amenazando con una gran interrupción en una industria de 128 mil millones de dólares. También amplió su control sobre Europa, con los primeros casos en Bélgica informados el 13 de septiembre.

Sin una vacuna para proteger a los animales, los investigadores dicen que el virus es letal (puede sobrevivir durante más de un año en el jamón curado-seco) y que probablemente se propague rápidamente entre los 433 millones de cerdos de China y llegue a otros países potenciales, incluso a los EE.UU.

“Lo que estamos viendo hasta ahora es solo la punta del iceberg”, dijo Juan Lubroth, director veterinario de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en Roma, después de una reunión de emergencia de tres días en Bangkok este mes. La aparición de la enfermedad en otros países “casi seguramente ocurrirá”, dijo.

Investigadores de la Academia de Ciencias Médicas Militares de China en Changchun dijeron que el patógeno del cerdo en las granjas locales coincidía con una cepa altamente virulenta que surgió en la ex república soviética de Georgia en 2007 y posteriormente se dispersó por Rusia y Estonia.

Fuera de control

Eso los llevó a especular que la enfermedad, que no daña a los humanos, podría haber sido introducida mediante el comercio de cerdos vivos con Rusia y la Unión Europea, o mediante la importación y eliminación ilegal de productos que contengan carne de cerdo.

Cerca de 800.000 cerdos fueron destruidos en Rusia como parte de las medidas para controlar más de 1.000 brotes separados. Posteriormente, la producción porcina a pequeña escala disminuyó casi a la mitad, dijeron investigadores del Centro Federal de Investigación de Rusia para Virología y Microbiología en abril.

En 2011, cuando alrededor de 12.000 cerdos fueron destruidos, las autoridades estimaron que la enfermedad podría causar hasta 267 millones de dólares en pérdidas directas.

“La lucha contra la enfermedad no es un problema de salud pública, sino de salud animal y económica”, dijo el 13 de septiembre la Agencia Federal para la Seguridad de la Cadena Alimentaria de Bélgica, que anunció el descubrimiento de jabalíes infectados en una provincia del sur. “En los últimos meses, se ha extendido más rápidamente y más hacia el oeste, afectando a países que anteriormente no habían sufrido daños”.

En un informe de marzo en el que se advertía sobre la amenaza de la PPA en China, la FAO concluyó que la enfermedad tendría “consecuencias devastadoras” para la salud animal y la seguridad alimentaria. Desde allí, podría extenderse a través de Asia, incluida la vecina península de Corea.

Los brotes en China significan que el país, que come más de la mitad de la carne de cerdo producida del mundo, podría necesitar aumentar las importaciones de carne de cerdo y posiblemente de vacuno, impactando en las cadenas de suministro mundiales, dijo Angus Gidley-Baird, un analista de proteínas animales con Rabobank Australia.

El cerdo puede representar casi el 3% del índice de precios al consumidor de China, una medida clave de la inflación. El índice de precios nacionales porcinos ha aumentado un 6,4% desde que las autoridades informaron por primera vez el brote el 3 de agosto. Las acciones de WH Group Ltd, la mayor productora de porcino del mundo bajaron un 15%.

“Todavía no sabemos cómo entró el virus en China, y será muy difícil decir exactamente cómo sucedió”, dijo Wantanee Kalpravidh, gerente regional con sede en Bangkok del Centro de Emergencia para Enfermedades Transfronterizas de los Animales de la FAO.

El contrabando de cerdos desde Rusia no puede ser descartado, dijo la agencia de Naciones Unidas en marzo. La cotización de la carne de cerdo en 2015 era un 15% más barata en Rusia que en China, lo que producía un incentivo económico para el movimiento de cerdos transfronterizos.

Comprender la ruta ayudará a las autoridades a evitar nuevas presentaciones, dijo Dirk Pfeiffer, profesor de medicina veterinaria y ciencias de la vida en la Universidad de la Ciudad de Hong Kong. La construcción de miles de kilómetros de carreteras y ferrocarriles en el norte de Asia como parte de la iniciativa económica “Belt and Road” del gobierno chino aumenta el riesgo de transmisión de enfermedades animales.

Mercado de carne de cerdo

Se predice que el mercado minorista chino de carne de cerdo alcanzará los 154 mil millones de dólares en 2022.

“Siempre hemos dicho que debemos ser conscientes de las enfermedades que esto puede traer”, dijo Pfeiffer. “Es desarrollo económico, pero también facilita la capacidad de propagación de la enfermedad de un país a otro”.

El virus no necesita viajar en el cerdo para propagarse. Los gérmenes pueden moverse largas distancias al ser transportados en tierra y polvo, como en llantas de camiones o zapatos de trabajadores agrícolas, dijo Andrzej Jarynowski, un epidemiólogo computacional del Instituto de Investigación Interdisciplinario en Wroclaw, Polonia, que estudió los patrones de brotes en Europa del Este. Las heces de cerdo portadoras de virus pueden ser infecciosas durante una semana o más, según estudios. “Parece que se ha extendido tanto, que no pueden detenerlo”, dijo Jarynowski.

El virus puede sobrevivir durante un mes en pepperoni o salami, durante 140 días en productos de carne de cerdo curados ibéricos y durante 399 días en jamones de Parma, según descubrieron los científicos. Eso significa que los cerdos pueden infectarse si comen restos de comida contaminada.

Esa es probablemente la forma en que la enfermedad se apoderó de una granja particular en la región rusa de Irkutsk, cerca de la frontera con Mongolia, el año pasado y en Georgia una década antes. Los desechos a menudo son usados como alimentos para los cerdos en pequeñas granjas en China, los científicos del Centro Nacional de Investigación de Medicina Veterinaria en Luoyang escribieron en un documento de investigación del 8 de septiembre.

Los países que reciben un gran número de viajeros internacionales que transportan paquetes de alimentos clandestamente también son vulnerables. Unos 8.000 productos derivados de la carne de cerdo son confiscados anualmente por los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., informaron investigadores el mes pasado.

Los productores de carne de cerdo estadounidenses podrían sufrir pérdidas de hasta 8 mil millones de dólares por la PPA en el primer año del brote, dijo Dermot Hayes, líder del Centro para China-EE. UU. Economía Agrícola en Iowa State University.

Los brotes más recientes de China, que involucran cerdos domésticos en Mongolia Interior, se informaron el 14 de septiembre. Ahora que la peste porcina africana se ha extendido, el virus podría diseminarse rápidamente a través de la venta ilegal de cerdos en mal estado por parte de agricultores que intentan minimizar sus pérdidas, de acuerdo con los científicos en el Instituto de Medicina Veterinaria Militar en Changchun.

Es común que los cerdos viajen largas distancias en China debido a la disparidad de los precios del cerdo en diferentes provincias, dijeron los científicos del Centro Nacional de Investigación de Medicina Veterinaria. Esto podría explicar cómo llegó a lugares como Lianyungang y Yueqing, a más de 860 kilómetros de distancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.