China ajustará sus reglas sobre el control de la propagación de la peste porcina africana para mantener estables los suministros de carne de cerdo, dijo un funcionario el viernes, incluso cuando el país informó sobre los primeros casos de la enfermedad que se descubrieron al suroeste de la capital de Beijing.

China ha emitido prohibiciones estrictas para sacar a los cerdos de las provincias y regiones infectadas con la enfermedad, lo que lleva a un exceso de oferta en algunas áreas y escasez en otras. Algunos productores están luchando para vender sus cerdos o enfrentan precios muy bajos en áreas donde los suministros son abundantes.

“Las restricciones en el transporte transregional de cerdos y productos han afectado al ciclo de producción de algunas empresas”, dijo Feng Zhongwu, jefe de la oficina de veterinarios del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales, en una conferencia de prensa en Beijing.

“Ajustaremos nuestras medidas de supervisión en función de la situación de producción y suministros”, dijo.Las autoridades harían más fácil el transporte de lechones, al tiempo que controlan el riesgo de propagación de la peste porcina africana”, dijo.

China también permitirá el sacrificio de cerdos cerca de las áreas afectadas para aliviar la presión sobre las granjas con animales en crecimiento que no pueden trasladarse a lugares con mayor demanda debido a la prohibición del transporte.

Sin embargo, los suministros de cerdos en el mercado nacional siguen siendo relativamente amplios, dijo Feng, ya que los cerdos sacrificados debido a la peste porcina africana fueron solo un pequeño porcentaje del total de cerdos en China (China produjo 702 millones de cerdos en 2017, según datos oficiales).

Pekín fortalecerá el transporte de cerdos y productos de las principales provincias productoras a las zonas de consumo para estabilizar los precios, dijo.

El gobierno de la ciudad de Beijing trató de tranquilizar al público, y señaló que la peste porcina africana no se puede propagar a los humanos y que la carne que se vende en los mercados de la ciudad se somete a “inspecciones estrictas”.

China ha confirmado hasta el momento 73 casos de peste porcina africana en 20 provincias, incluidos los dos últimos brotes en Beijing, con un total de 600.000 cerdos hasta la fecha del 22 de noviembre, dijo Feng.

Origen del virus

El 46% de todos los brotes investigados hasta ahora han sido causados ​​por personas o vehículos que transmiten la enfermedad, dijo Huang Baoxu, subdirector del Centro de Epidemiología y Salud Animal de China.

La alimentación de desechos de cocina para cerdos ha provocado 23 casos, mientras que 13 brotes se han propagado mediante el transporte de cerdos vivos y productos a través de las regiones, dijo Huang.

La semana pasada un jabalí fue hallado en el extremo norte del pais con una cepa diferente a la encontrada en cerdos domésticos y muy probablemente provenga de fuera de China, dijo Huang. Además advirtió que hay un riesgo creciente de que la nueva cepa se transmita a los cerdos criados en granjas.

“La complejidad y el lapso de tiempo para controlar la propagación de la peste porcina africana aumentará significativamente una vez que haya una infección interactiva entre jabalíes y cerdos domésticos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.