Indonesia está reduciendo las restricciones al transporte de cerdos y productos de cerdo después de que casi 3.000 animales muriesen en un nuevo brote de Peste Porcina Africana (PPA) en una provincia oriental que limita con Timor Oriental, según comunicó el pasado viernes e Ministerio de Agricultura.

En un comunicado, el Ministerio dijo que 2.825 cerdos habían muerto el pasado jueves en 5 áreas del este de Nusa Tenggara. Las restricciones también se aplicarán a lo largo de la frontera con Timor Oriental, donde se han reportado casos desde finales de septiembre del pasado año.

“He pedido a los oficiales y las autoridades que apliquen una cuarentena que intensifiquen el transporte de animales vivos y productos desde Timor Oriental”, dijo en el comunicado Ketut Diarmita, Director General del Ministerio para la Ganadería y la Sanidad Animal.

El Ministerio ha enviado equipos técnicos para determinar la fuente de la infección, llevar a cabo la desinfección y endurecer las medidas de bioseguridad, agregó, instando a los productores a que no vendan animales enfermos y que eliminen los cadáveres de los cerdos adecuadamente.

La provincia tiene una población de cerdos de aproximadamente 2,1 millones, según datos del Gobierno. El último brote se produce después de que la enfermedad surgiera en la provincia occidental de Sumatra del Norte, donde murieron más de 47.000 cerdos el pasado lunes.

En la isla turística de Bali, más de 1.700 cerdos también muerieron por sospecha de Peste Porcina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.