El mercado bretón de carne de cerdo (MPB) anunció que sus precios se situaron en una media de 1,725€/kg durante el año 2022. Un 29,5% en comparación con 2021, pero no suficientes para cubrir los elevados costes de los alimentos y la energía.

Las cotizaciones se mostraron alcistas al cerrar el año 2022 y al abrir el nuevo año 2023. Situaciones bastante inéditas, ya que durante este periodo los precios tienden mantenerse o bajar por la presión de la industria, pero este año sin embargo, las ofertas no son muy amplias debido al descenso de la producción y la favorable situación de los festivos de fin de año han mantenido cierta fluidez en las explotaciones porcinas.

En Alemania, los precios se situaron en una media de 1,81€/kg, un 35,2% más que en 2021. Aunque este precio es el más alto registrado, el año 2022 ha sido desastroso para el sector alemán, la explosión de los costes de producción han traído el golpe de gracia a muchas explotaciones ya debilitadas por la aparición de la Peste Porcina Africana y la epidemia de la Covid-19 en 2020.

Las cargas también se disparan

Éstos precio medios han sido los más altos de toda la historia de la MPB, anuncian los organizadores del mercado en su tendencia semanal publicada el 2 de enero de 2023. Sin embargo, en vista de la explosión de los costes de producción tras el conflicto en Ucrania, la rentabilidad no ha se ha logrado para muchas granjas, las cuales han tenido que lidiar con los precios de los cereales altísimos y con el aumento sin precedentes en el costo de la energía.

Menor oferta

MPB recuerda que el último censo del censo porcino alemán de noviembre reportó una caída del 10,2% en su censo total. Esto representa “2,4 millones de cerdos menos. Desde 2012, este número ha disminuido un 24,7%, o 7 millones de cabezas, mientras que el número de granjas ha disminuido un 43,5%”. En Francia, el censo también ha disminuido, pero marcadamente menos que en Alemania.

El suministro de carne de cerdo europea está disminuyendo en toda Europa. Incluso en Francia, donde la producción se había mantenido hasta entonces, pero las ganancias de productividad ya no pueden compensar la disminución del ganado.

Más allá de las presiones sociales y ambientales, la baja rentabilidad de las granjas explica en gran medida esta erosión. Sin embargo, los precios al productor han alcanzado máximos históricos, con un máximo de 2,22€/kg para la canal de cerdo en Francia en octubre de 2022. Pero el peso de las cargas ha estado comprimiendo los márgenes durante más de un año. El precio de la tonelada de pienso para cerdos ya alcanzaba los 300€ a finales de 2021. En agosto de 2022 alcanzó un máximo de casi 400€.

Consumo en aumento

En Francia, el consumo de carne de cerdo aumentó casi un 3% de forma acumulada de enero a septiembre de 2022, en comparación con el mismo período de 2021. La carne de cerdo parece destacarse de otras carnes con menores aumentos de precios. Para abastecer la demanda, los operadores franceses han aumentado significativamente sus importaciones en 2022.

Por el lado de las exportaciones, los envíos franceses de carne, productos procesados ​​y coproductos cayeron un 4,3% durante los primeros 8 meses del año, hasta las 512.000tn.

Si bien, el comercio con China ha caído un 45,3% durante este período, la demanda del país asiático podría fortalecerse a principios de 2023.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.