Ante el aumento de bloqueos, restricciones y limitaciones de redes sociales, le sugerimos que se suscriba mediante correo electrónico para recibir las publicaciones de infoiberico.com de forma segura, al instante y gratuitamente

Loading

Prevén que España aumente su producción de cereales de invierno un 123% para la campaña 2024/25

📰🐷🔊 ¡AHORA PUEDE ESCUCHAR LAS PUBLICACIONES DE INFOIBERICO.COM AQUÍ! 👇

España espera producir 17,9 millones de toneladas de cereales de invierno, incluyendo trigo y cebada, en la próxima campaña 2024-2025, lo que representa un aumento significativo del 123,29% en comparación con la temporada anterior, marcada por una severa sequía. Estos datos han sido proporcionados por la Asociación de Comerciantes de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe), cuyos aforos iniciales, que aún están en fase provisional y se actualizarán en las próximas semanas, indican que la superficie destinada al cultivo de cereal de invierno este año abarca 5.161.082 hectáreas en todo el país.

El notable aumento en la producción se debe principalmente a que la temporada anterior fue catalogada como una de las peores en la historia reciente del sector debido a la sequía extrema. Esta situación llevó a un «récord negativo» en las últimas décadas.

Comparado con la campaña de 2022, Accoe estima que la producción de cereales crecerá un 22%, lo que subraya una recuperación notable en el rendimiento agrícola.

Los comerciantes mayoristas de cereales han destacado un incremento sensible en los rendimientos por hectárea en comparación con las 2 últimas campañas, con excepción del arco este peninsular. En promedio, los rendimientos se sitúan en 1,53 toneladas por hectárea, con un rendimiento de 1,80 toneladas por hectárea en trigo blando y 1,58 toneladas por hectárea en cebada.

Es importante mencionar que las previsiones de Accoe no incluyen datos sobre la producción de maíz o arroz, considerados cereales de primavera.

La recolección del cereal de invierno comenzará en los próximos días, aunque la campaña oficial dará inicio el 1 de julio.

Por otra parte, la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), considera que la cosecha de cereales de invierno de este año rondará los 15,7 millones de toneladas, una cifra que considera en la media de los últimos 10 años, tras el descalabro sufrido el pasado año, cuando no alcanzaron los 9 millones de toneladas. Sin embargo, subrayan que esta campaña también hay zonas productoras donde la sequía ha causado un gran impacto y las producciones se verán muy mermadas como es el caso de Cataluña, algunas zonas de Aragón, la provincia de Albacete y el sureste peninsular.

Asaja alerta que como ya ocurriera en años anteriores, ha habido muchos casos de plagas y enfermedades en los cultivos, problemas fitosanitarios que se incrementan cada año desde que no se pueden realizar quemas controladas de rastrojos y se prohíbe el uso de cada vez más materias activas.
Respecto a los costes de producción, consideran que también un año más han sido muy elevados y los precios que se están pagando a los agricultores siguen siendo bajos. Recuerdan que aún se mantiene mucho grano almacenado de la pasada campaña para evitar vender a pérdidas, una situación que resulta insostenible para los productores. Continuando por tanto en una tesitura muy preocupante de falta de rentabilidad en las explotaciones cerealistas.

Las expectativas respecto a los precios son inciertas y la recuperación de éstos está en entredicho a expensas de lo que pase en los mercados internacionales. Los precios vienen marcados por los puertos y son los grandes compradores los que están presionando los precios a la baja.

Mientras, los precios del trigo y del maíz continúan su ascenso en las lonjas españolas, alcanzando los «máximos de la campaña» debido a las preocupaciones sobre un posible descenso en la producción en el hemisferio nortes, según reporta Accoe.

España es un país que importa gran parte de sus cereales, los precios han mantenido una tendencia alcista, con el trigo especialmente afectado por las noticias que sugieren una disminución de las cosechas «en casi todo el hemisferio norte». Aunque aún es necesario esperar la confirmación de estas previsiones, las cotizaciones actuales ya reflejan estas preocupaciones.

Durante la semana 22, los precios y sus incrementos en comparación con la semana anterior fueron los siguientes:

  • Trigo blando: 242,49€/tn (+0,84 %)
  • Maíz: 233,09€/tn (+0,58 %)
  • Trigo duro: 298,33€/tn (+0,27 %)
  • Avena: 270€/tn (+0,37 %)

En contraste, los precios de la cebada han mostrado una ligera disminución, situándose en 224,86€/tn (-0,13 %), mientras que los precios de la cebada de malta se han mantenido estables en 227,75€/tn.

Comparando con los precios de enero de 2024, el trigo blando ha experimentado su 1ª subida del año, con un incremento del 0,15%, y el maíz ha subido un 0,01%. Sin embargo, los precios de la cebada son un 2,87% inferiores a los de principios de año, la cebada de malta también ha bajado un 9,35%, la avena un 13,51%, y el trigo duro ha visto una significativa caída del 18,82%.

Estos movimientos en los precios reflejan la volatilidad del mercado de cereales y subrayan la importancia de las previsiones de producción global en la determinación de las tendencias de precios en España.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.