La normativa comunitaria sobre el bienestar de los cerdos ( Directiva 2008/120/UE) solo permite el corte de rabos (raboteo) para prevenir la caudofagia (un comportamiento anormal que se manifiesta con mordiscos entre los cerdos y que tiene diferentes orígenes). La Comisión Europea acaba de publicar recomendaciones (Recomendación 2016/336/UE) de medidas para disminuir la necesidad de practicar el raboteo .

La Comisión recomienda a los Estados miembros que se aseguren de que en las explotaciones ganaderas se lleva a cabo una evaluación del riesgo de incidencia de caudofagia mediante indicadores, tales como materiales de enriquecimiento suministrados, higiene, confort térmico, la calidad del aire, estado sanitario y dieta.

En cuanto a los materiales de enriquecimiento, la Comisión recomienda que sean comestibles, masticables, explorables y manipulables y se suministren en cantidades suficientes, de manera accesible a la manipulación bucal, que sean de interés sostenible y que sean limpios e higiénicos.

Según los materiales de enriquecimiento cumplan estas recomendaciones, se podrían clasificar en materiales óptimos (cumplen todas las características), suóptimos (cumplen la mayor parte de las características) o de interés reducido (proporcionan distracción a los cerdos, pero que no cubren sus necesidades esenciales).

También recomienda a los Estados miembro que establezcan criterios de cumplimiento de los requisitos establecidos en la legislación y los pongan a disposición de público en un sitio web.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.