En Francia, el precio del mercado de cerdos comenzó el año a niveles muy superiores al año pasado:

El precio medio de mercado fue de 1,511€/kg de canal para los meses de enero y febrero de 2020, en comparación con los 1,1735€/kg para el mismo período del pasado año, una diferencia de aproximadamente 32€/Cerdo.

Sin embargo, desde mediados de diciembre de 2019 y hasta principios de febrero de 2020, el precio solo ha seguido a la baja. Hay varias razones para esto: Promociones de enero para seguir las vacaciones de Año Nuevo, movimientos sociales (huelgas en los puertos), etc. La misma observación en España y Alemania, donde los precios también cayeron antes de comenzar a recuperarse a finales de enero.

El jueves 27 de febrero el precio de mercado fue de 1,531€/kg tras haber aumentado en 2,9 céntimos de euro por kilogramo en comparación con la cotización del anterior lunes 24 de febrero.

La brecha de precios entre Francia y sus vecinos europeos

Francia y el resto de Europa se benefician actualmente de una tendencia al alza, aunque el mercado está más saturado tras la actual epidemia de coronavirus que se está extendiendo en todo el mundo (130 personas infectadas en Francia a fecha 2 de marzo de 2020). Esto complica la logística hacia Asia y China, cuya demanda de carne de cerdo sigue siendo importante, pero también está llena de incertidumbres, como el mercado italiano, muy afectado por el COVID-19.

Sin embargo, cuando miramos el precio en Francia, podemos ver que está claramente por debajo de los otros 2 principales países europeos productores de carne de cerdo. A finales de febrero, el precio del cerdo francés era de 1,531€/kg, en comparación con 2,020€/kg en Alemania y 1,522€/kg en España.

La diferencia de precio es tan grande que algunos productores franceses están pensando en enviar sus cerdos vivos a España o Alemania para obtener un mejor precio.

¿Cuál puede ser la explicación de tal diferencia de precio?

¿Quizás se deba al hecho de que Francia es autosuficiente para la carne de cerdo? Probablemente no, porque tanto Alemania como España también son autosuficientes.

Ni España, ni Alemania compiten contra Francia por el mercado de exportación. Tal vez se deba a una industria porcina francesa menos fuerte y organizada para exportar carne de cerdo, particularmente hacia China.

¿El futuro para la producción porcina?

La producción porcina continúa disminuyendo en Europa (Alemania, Dinamarca, etc.) y en Francia, con la excepción de España, que continúa expandiéndose.

Sin embargo, gracias a la fuerte demanda de China tras la Peste Porcina Africana (PPA), los precios se mantienen en un buen nivel, el precio promedio de la carne de cerdo en Francia en 2019 alcanzó su nivel más alto desde 1992. Muchos productores porcinos franceses cercanos a la jubilación continúan su actividad para aprovechar los buenos precios o simplemente para compensar el déficit de los últimos años.

Sin duda, cuando la demanda de China disminuya y los precios disminuyan, muchas granjas cerrarán.

Bienestar animal

El 28 de enero de 2020, el Ministro francés de Agricultura, Didier Guillaume, presentó 15 nuevas medidas a favor del bienestar animal.

Las decisiones principales serán la prohibición de castración de los lechones sin anestesia para finales de 2021, y la instalación de sistemas de riego automático en todas las granjas de cerdos francesas. Además, en la primera mitad del año, se adoptará la legislación para aumentar los controles veterinarios los transportes a largo plazo.

Esperemos que estas medidas satisfagan la demanda de los consumidores y, especialmente, permitan a los productores obtener un mejor precio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.