Tras el resurgimiento de gran cantidad de brotes de Peste Porcina Africana (PPA) en la población porcina de China a finales de 2020, fuentes locales compartieron que los productores mostraron una mayor preocupación por la propagación de la enfermedad. Según se informa, los productores de cerdos se apresuraron a vender, lo que provocó la caída de los precios. Desde enero de 2021 hasta finales de junio de 2021, los precios de los cerdos vivos cayeron casi un 65% debido al aumento del sacrificio, la baja demanda de los consumidores y la abundancia de disponibilidad de carne de cerdo en el mercado. Las fuentes indican que las granjas de cría han respondido sacrificando cerdas reproductoras, lo que está afectando la producción de lechones. Estas tendencias disminuirá el censo de cerdas reproductoras especialmente entre los productores pequeños y medianos, al tiempo que apoyará a los grandes productores con cerdas reproductoras de alta eficiencia. Además, los precios de los piensos en China siguen siendo relativamente altos a pesar de que la industria china está considerando la posibilidad de variar las raciones de ingredientes para piensos. También añaden que la repoblación de granjas porcinas comerciales con lechones se está retrasando según fuentes de la industria y se espera que resulte en una menor producción de carne de cerdo en la 2ª mitad de 2021. China anticipa que se espera una demanda estable de carne de cerdo importada en la 2ª mitad de 2021 y principios de 2022.

Durante los últimos meses, los pequeños y medianos productores han liquidado cerdos con sobrepeso (más de 250 kg), los cuales los consumidores y los procesadores de carne consideraban que eran deseablelos, además de cerdos de peso estándar (alrededor de 150 kg) y cerdos con bajo peso a medida que bajaba el precio de la carne de cerdo, lo que esclarece las preocupaciones de la industria sobre las enfermedades y la caída de los precios, ya que los pequeños y medianos productores cerraron sus operaciones antes de que los animales alcanzaran el peso de mercado. Las fuentes indican que las pérdidas para las granjas profesionales se han intensificado, lo que ha provocado una mayor venta de pánico. Para los productores a gran escala, la capacidad de asumir pérdidas a corto plazo debido a los bajos precios de la carne de cerdo les ha permitido seguir manteniendo los objetivos de producción. Sin embargo, las fuentes indican que los grandes productores han reducido la compra de lechones para la cría y/o reducido la repoblación de sus granjas porcinas.

Precio del cerdo vivo a nivel nacional

Las también fuentes señalaron que ciertos productores de cerdos (incluidos los productores a gran escala) ahora están reteniendo cerdos de peso estándar para un “segundo engorde”, que es la práctica de continuar alimentando cerdos después tras alcanzar el peso de mercado. El 2º engorde que se está produciendo ahora, según los contactos de la industria, es esperar a que pasen los bajos precios de la carne de cerdo. Se espera que la eficiencia alimenticia para dichos productores disminuya y se anticipa que el espacio de repoblación de sus granjas con lechones más jóvenes disminuirá. En respuesta a la continua caída del precio de los cerdos vivos y la carne de cerdo, el 9 de junio de 2021, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC) junto con otras entidades gubernamentales, emitió un aviso de un sistema de advertencia de precios de “plan previo” por fluctuaciones excesivas en los precios de la carne de cerdo. El 21 de junio de 2021, el sistema de advertencia de precios entró en la advertencia de “2º nivel” por descensos excesivos de precios. Se espera que la NDRC y otras entidades de la República Popular China compren carne de cerdo del mercado con la intención de almacenarla y subastarla posteriormente para gestionar la volatilidad de los precios. Hasta la fecha, el “mecanismo” de la NDRC no se ha utilizado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.