Según informa ISN esta semana, las incertidumbres sobre los brotes de coronavirus están afectando los mercados de carne de cerdo, de ahí la estabilidad en los precios. Todavía hay restricciones a las exportaciones de carne de cerdo a Asia, por lo que las cámaras frigoríficas locales están muy llenas. Agregado a esto, el bloqueo nacional en Italia ha resultado en problemas logísticos, incluso se dice que algunas industrias elaboradoras están en cuarentena.

Los Países Bajos, Dinamarca, Bélgica y Austria siguieron el ejemplo de Alemania y los precios se mantuvieron estables.

Las lonjas españolas y francesas contrarrestaron la tendencia general y continuaron aumentando. La lonja británica corregida cayó únicamente debido a las fluctuaciones monetarias.

No hubo cambios en la estructura europea de precios de los 5 países miembros de la UE más importantes en la producción porcina. La lonja danesa corregida, permanece en la parte superior, mientras que Francia está en la parte inferior.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.