Según informa el organismo alemán ISN, la disminución en los precios del cerdo vivo esta semana oscila entre los 4 céntimos de Dinamarca y los 12 céntimos de los Países Bajos. La espiral de precios en el mercado de la carne dio un rápido giro a la baja esta semana, cuyos efectos se están sintiendo aún más en las lonjas europeas.

Según un informe del medio Boerderij, la empresa de matanza de Westfort había ejercido una presión considerable sobre la cotización en los Países Bajos al anunciar un precio de pago de 15 céntimos más bajo. Finalmente, el precio holandés cayó desproporcionadamente en comparación con otros países de la UE. Los mataderos en Alemania también están reduciendo los sacrificios debido a la baja demanda.

Los mataderos en los EE.UU. han recibido golpes más duros y la situación continuan empeorando. Los números de sacrificios han alcanzado mínimos históricos y los precios se han desplomado con el reducido número de trabajadores y cierres de plantas. Ahora existe una grave preocupación por la seguridad del suministro estadounidense. La competencia internacional entre los exportadores de carne de cerdo ha aumentado notablemente. Ahora queda por ver cómo se desarrollará la última regulación del presidente Donald Trump.

El último anuncio de la Comisión de la Unión Europea sobre un acuerdo comercial entre la UE y México ofrece esperanza en el mediano plazo, ya que México es un importante importador de carne de cerdo. Dentro de la UE, pronto se sentirán los efectos de la primera flexibilización de las medidas del coronavirus sobre la demanda.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.