Se espera que la producción mundial de carne de cerdo en 2020 alcance los 94,3 millones de toneladas, un 7% menos que en el año anterior, según las últimas perspectivas del USDA. Esto se debe a una menor producción de las naciones afectadas por la Peste Porcina Africana (PPA).

La última estimación es un 2% más baja que su anterior pronóstico. La producción de China ha sido revisada a la baja en un 6%, con la nación aún luchando por recuperarse de la PPA. Es probable que el brote de COVID-19 solo haya frenado el progreso en esta área, según los informes de Rabobank y otras agencias. El USDA ahora espera que la producción de China en 2020 sea un 20% menor que en 2019, que en sí, fue un 21% inferior a la de 2018.

Los principales países exportadores, EE.UU., la UE (incluido Reino Unido) y Brasil, esperan ver un crecimiento en la producción este año. La fuerte demanda de exportaciones hacia los países asiáticos ha proporcionado a los productores el incentivo para expandir sus censos porcinos. Sin embargo, esto no es suficiente para compensar la disminución esperada en China y otras naciones afectadas por la PPA.

Con las menores expectativas de producción de China, las importaciones se han revisado un 4% más que el pronóstico anterior, hasta las 3,85 millones de toneladas. Esto es casi un 60% más que en el año anterior. Solo en enero y febrero, la nación asiática importó el doble de carne de cerdo y despojos que en el mismo período del año pasado.

En otros lugares, las estimaciones de importación para muchas otras naciones, como México, Corea del Sur, Colombia y los Estados Unidos, se han revisado a la baja del pronóstico anterior. La pandemia de COVID-19 ha significado que el sector de servicio de alimentos se ha cerrado en muchas naciones. Como tal, la demanda de este sector se ha disipado, lo que tendrá un efecto secundario en la demanda de importación. Además, a largo plazo, es probable que un crecimiento económico más débil también afecte negativamente la demanda de importaciones.

Como tal, las importaciones totales se revisaron a la baja en un 4% desde el pronóstico anterior, hasta las 9,6 millones de toneladas.

A pesar de esto, las exportaciones totales se revisaron ligeramente (+1%), impulsadas principalmente por una revisión al alza de las exportaciones estadounidenses. Es probable que esto sea un reflejo de la nación capitalizando el aumento esperado de la demanda del mercado chino. El USDA no pronostica el comercio para todos los países, por lo que las tendencias totales de importación y exportación pueden variar un poco.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.