En septiembre de 2018, la consultora AHDB redactó un informe que destacaba el impacto potencial en el mercado de la carne de cerdo si la Peste Porcina Africana (PPA) se extendiera al jabalí alemán. Con un caso reciente en el jabalí polaco a tan solo 12km de la frontera alemana, y extendido a Grecia en los últimos días, este análisis ha renovado su relevancia a dia de hoy.

Muchos aspectos de este informe siguen en pie. Sin embargo, la situación comercial de la UE con China cambiaria significativamente respecto a los últimos 18 meses. En esta actualización, abordan cómo este hecho podría afectar al análisis original.

En resumen:

  • Alemania es un gran exportador de carne de cerdo a paises no pertenecientes a la UE. Muchos de estos países tienden a prohibir completamente las importaciones carne de cerdo de los países afectados por la PPA, incluso si la enfermedad es solo en el jabalíes.
  • Si la PPA avanza hacia el jabalí alemán, el mercado de exportación de aproximadamente 500.000 toneladas de carne de cerdo estaría en riesgo. Esta carne de cerdo probablemente necesitaría permanecer en la UE.
  • Mucha más carne de cerdo fue enviado desde la UE a China el año pasado. Se espera que la demanda de importación de China aumente aún más este año. Si ya no se puede enviar carne de cerdo alemana, ya que otros exportadores ahora envían mucho fuera de la UE, los suministros en el mercado de la UE podrían ser similares a los niveles de 2018.
  • Los precios de la carne de cerdo de la UE podrían caer a los niveles de 2018 (caída del 20-40%), aunque Alemania se verá más afectada que las restantes naciones europeas que mantienen el acceso a China, con precios de exportación aún elevados.

A pesar de que Alemania se ha vuelto más dependiente de los países sensibles a la PPA en los últimos 18 meses, parece que la propagación de la PPA a Alemania puede tener consecuencias menos graves que las que hubiera tenido hace 18 meses. El fuerte aumento de la demanda de importación de China ha atraído suficiente producto del mercado de la UE, el cual si se retiene la carne de cerdo alemana, es poco probable que el mercado se vea inundado. Es probable que los precios bajen, pero probablemente no a los mínimos históricos que podríamos haber visto de otra manera.

Gran parte de este análisis depende de la suposición de que la demanda de importación de China se mantenga e incluso aumentase este año. Se espera que la brecha de suministro de carne de cerdo sea aún mayor que en 2019, por lo que esto parece probable, pero las relaciones internacionales y la situación actual del coronavirus traen cierta incertidumbre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.