“Si llueve en 8 o 10 días, la montanera será excelente”. Quien lo dice es Francisco Hernández, uno de los ganaderos que mejor conoce al cerdo ibérico porque durante años se dedicó a guiar a estos animales hacia la bellota. A él no le sorprende que este año ya no queden fincas para arrendar de cara a la montanera, a pesar de que el precio haya subido con respecto al año pasado y se prevea que el primer precio del cerdo de bellota sea el mayor de la última década. “La bellota tiene brillo y jugo y hay mucha, no como el año pasado que fue buena pero escaseó”.

Sin fincas por la entrada en el sector del ibérico de grandes empresas que antes se dedicaban sólo al cerdo de capa blanca, el precio de reposición se ha disparado hasta los 28-30 euros la arroba, cuando el año pasado, que ya era elevado, se pagaba a 24-26.

Tal y como están las fincas, Francisco Hernández confía en que los cerdos repongan las 6 arrobas que implicaría que la montanera ha sido buena, lo que tendrá un coste de entre 160 y 180 euros. Lo ideal, mantiene sería que los ejemplares entraran al año con 9 arrobas y salieran de la montanera con 15,5 o incluso que entraran con menos de peso pero que llegaran a doblar. “Lo ideal es que entren al año, de primales, porque si no comen 4 bellotas y se hartan”, dice el de Espeja.

Los ganaderos ultiman en estos días en las secciones agrarias la entrega de las certificaciones exigidas por la norma de calidad para el inicio de la montanera, aunque algunos ibéricos ya están en las fincas.

Con esta documentación se ha reabierto el debate en relación a la cantidad de cerdos que puede acoger una hectárea. La norma de calidad fija la cantidad en función de la superficie arbolada cubierta (entre 0,25 y 1,25, cerdos por hectárea). Algunos, como el propio Francisco Hernández, cree que “con una hectárea no se engorda un cochino”, y que lo normal es ir a una y media o dos, aunque depende de la densidad.

El 30 de noviembre, San Andrés, se fijará el primer precio de la bellota que, dada la montanera, ganaderos e industriales apuntan a que puede superar al fijado el pasado año en Ciudad Rodrigo, que ya fue el segundo mejor de la década. Entonces el precio de la bellota se fijó en la Lonja Agropecuaria de Salamanca entre los 2,65 euros y los 2,85 euros el kilo.

Fuente: Gaceta de Salamanca

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.