Según el último “Informe sobre el consumo alimentario en España”, elaborado por el MAGRAMA, en 2014 se registró unaa disminución tanto de la población española consumidora como del número de hogares. La tendencia decreciente del Índice de Precios de Consumo (IPC) general y del grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas en 2013-2014 rompió la tendencia creciente de años anteriores y la relación existente entre la evolución del PIB y el crecimiento del mercado de la restauración: en los cuatro últimos años ha venido registrando un paulatino aumento de la actividad en el mercado de la restauración, si bien todavía sólo se refleja en una restricción de la tasa de descenso.

El gasto total en alimentación (consumo efectuado tanto en el hogar como fuera del mismo) ascendió a 98.052 millones de euros durante el año 2014, lo que supone un descenso respecto al año 2013 del 3,2%. Destacar que el gasto de alimentación para consumo en el hogar ha experimentado un mayor descenso (-3,5%) que el que se ha producido en la alimentación extra doméstica (-1,3%).

Respecto al consumo en los hogares españoles, ell gasto realizado en alimentos ascendió a 66.443 millones de euros, registrándose una disminución del 3,5% respecto a la cifra del año 2013. Esta evolución es el resultado del descenso en el consumo (-2,3%), junto con el menor precio medio de los alimentos (-1,2%).

El consumo per cápita medio ascendió a 662 kg/l por persona, el gasto per cápita medio ascendió a 1.482,3 € por persona, los hábitos de uso de los alimentos en el hogar durante 2014, en comparación con 2011, revelan que se cocinan menús más ligeros y sencillos (fuerte presencia de la opción “plato único”) con platos más elaborados (aumenta el número de ingredientes).

El canal preferido para la compra de productos de alimentación es el supermercado (43% de las compras), asciendo al 51,8% en el caso de los productos envasados. No obstante, para la compra de productos frescos, el canal preferido es el comercio especializado1 (36,4%). Destaca el crecimiento de la tienda descuento (+1,8%), explicado por el crecimiento en alimentación fresca (+15,7%).

Consumo fuera del hogar

Respecto al consumo fuera de los hogares, el gasto realizado en alimentos ascendió a 31.609 millones de euros, registrándose una disminución del 1,3% respecto a la cifra del año 2013. El número de visitas a los establecimientos de restauración alcanzó la cifra de 6.548 millones, un 1,6% menos que en 2013, manteniéndose relativamente estable el gasto medio por comensal en 4,83 euros, un 0,4% por encima del dato del año anterior.

Se observa un descenso mucho menos acusado (-1,3%) en la variación interanual entre 2013 y 2014, respecto al descenso producido en años anteriores. Si bien en el periodo 2011-2013 los consumidores redujeron tanto el número de salidas a establecimientos de restauración como su gasto medio en cada salida, en el año 2014 el descenso en el número de visitas no llevó aparejado un menor gasto, sino que el ticket medio se incrementó ligeramente con respecto al año anterior.

Un 60% del descenso de ventas corresponde a los restaurantes de servicio completo (a la carta y menú), establecimientos que concentran prácticamente la mitad de las ventas del sector (48,9%).

Respecto al total de alimentación fuera de los hogares, se incrementa el peso de la bebida y se reduce el de alimentos, invirtiéndose de esta forma la tendencia de años anteriores.

Consumo de carne

El consumo doméstico de total carne retrocedió significativamente, un 4,3% en año 2014 en comparación con el año 2013.

Carne fresca de cerdo
Se consumen 28,5 kilos de carne de cerdo de cada 100 kilos de carne fresca. Tanto el consumo (-0,5%), como el gasto (+0,1%), se han mantenido estables respecto al año 2013. Lo mismo ha sucedido con el precio medio (+0,7%), situándose en los 5,82 €/kg. También permanece estable el consumo per cápita de este tipo en este periodo, con un consumo medio aproximado por persona y año de 10,74 kilos/persona/año (+0,6% vs año 2013).

Productos cárnicos

– Jamón
El consumo total de jamón (curado + cocido) dentro de los hogares descendió fuertemente en comparación al año 2013 (-9,3%), siendo también importante el descenso del gasto (-8,2 %). El precio medio presenta un leve incremento en 2014 del 1,4%, cerrando en los 11,15 €/kg.

Los hogares destinaron el 2,67% del gasto de alimentación y bebidas a la compra de jamón, lo que conlleva que se registre un gasto por persona de 39,63 € habiendo descendido un 7,0% en comparación con el año 2013.

En 2014, el consumo per cápita de esta categoría se situó en los 3,56 kilos/año/persona, habiéndose reducido de forma importante esta cantidad, 8,3%, lo que equivale a 0,321 kg por menos por persona.

– Jamón curado
El consumo de jamón curado (serrano + Ibérico) representa el 71,4% del jamón consumido en los hogares, aún así se ha reducido de forma muy significativa (-12,4%) en comparación al año 2013, el gasto también fue menor con una caída del 9,4%. Subió el precio medio un 3,4% cerrando en 14,01€/kilo.

– Jamón cocido
El jamón cocido, representa el 43,2 % del consumo total de la categoría. En el último año también hubo un consumo menor (-4,8 %). Cae el gasto en la misma proporción que el consumo (-4,3 %). El precio medio permanece estable, 7,39 €/kg. en 2014, el consumo per cápita del jamón cocido se situó en los 1,54 kg (-3,8 %).

http://www.eurocarne.com/noticias?codigo=33683

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.