Esta es la pregunta que se están haciendo los mercados y la mayor preocupación de los agricultores después de cuatro años de caídas ininterrumpidas., según el análisis semanal que realiza la Lonja de León. Parece ser que estos precios tan bajos ya están teniendo un impacto en el crecimiento de la oferta, y que cierta estabilidad de los precios de los cereales y los movimientos laterales que lo acompañan las últimas semanas, podrían indicar que los precios han tocado fondo. Los precios bajos están haciendo que los agricultores cambien sus planes de cultivo buscando más rentabilidad y como ejemplo el agricultor norteamericano de maíz la presente campaña va a aumentar la superficie de maíz híbrido en detrimento del modificado genéticamente, que si bien su rendimiento es menor tiene un coste de semilla inferior (entre 40 y 50$ hectárea) y una prima de 11$ tonelada.

   La previsión al alza de los precios del petróleo también podría ayudar a la recuperación puesto que aumentaría la demanda de bioetanol.

   Por último cabe añadir que las explotaciones cerealistas están al límite de la rentabilidad, más preocupadas en ahorrar  costes que en incrementar producciones, puesto que el aumento de gastos en insumos con precios tan bajos no compensa el aumento de producción.

    La cotización esta semana en la Lonja leonesa, trigo 156,50 €/t, cebada 155,00 €/t, centeno 144,00 €/t, avena 172,00 €/t y maíz 150,00 €/t.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.