China reanuda las importaciones de carne de cerdo estadounidense, a pesar de los aranceles de importación impuestos por la guerra comercial, debido principalmente a los estragos que estan causando la PPA en las explotaciones porcinas de China.

La pasada semana, el mayor productor porcino y consumidor de carne de cerdo del mundo, realizó su mayor pedido de carne de cerdo estadounidense desde que comenzó la guerra comercial, según los datos mostrados por el Departamento de Agricultura de EE.UU.

Estas compras son una señal de que los brotes de PPA están causando preocupación por un eventual déficit de suministro, hecho que supera las tensiones comerciales entre las dos economías más grandes del mundo, dijeron corredores y comerciantes.

“Es algo así como, ¿por qué compras a tu enemigo?, porque tienes que hacerlo”, dijo Don Roose, presidente de la agencia de bolsa U.S. Commodities con sede en Iowa.

China ha impuesto aranceles de represalia a las importaciones de productos agrícolas de los Estados Unidos, incluyendo aranceles del 62% sobre la carne de cerdo estadounidense.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping, se reunieron el sábado en la cumbre del G20 en Buenos Aires, donde discutieron sobre el comercio en medio de las crecientes tensiones.

China compró a mediados del pasado mes de noviembre 3.348 toneladas de carne de cerdo, que serán enviados este mimso año, dijo el USDA, la mayor compra desde febrero de este ejercicio.

China también compró 9.384 toneladas de carne de cerdo para su envío el próximo año, lo que representa para EE.UU. el 72% del total de las ventas semanales a todos los países.

Combinados, fueron las mayores ventas semanales a China desde abril de 2017, lo que provocó que los futuros bursátiles de los cerdos de EE.UU. aumentaran más del 4%.

Los acuerdos se producen cuando China necesita comprar carne de cerdo para sus reservas estatales y apoyar a los ganaderos que luchan por vender cerdos durante la presente epidemia.

“El cerdo se suministra abundantemente en este momento en China; los precios son bajos. Eso no significa que se produzca sobre-oferta de carne de cerdo en China el año que viene”, dijo Brett Stuart, presidente de Global AgriTrends, asesor estadounidense.

Las ventas podrían beneficiar a exportadores de carne de cerdo como Smithfield Foods y Seaboard Corp, de WH Group Ltd.

El presidente ejecutivo de Smithfield, Ken Sullivan, dijo en octubre que la peste porcina africana podría afectar a los mercados mundiales de carne de cerdo.

China ha sufrido más de 70 brotes de la enfermedad.

Los productores porcinos chinos han comenzado a deshacerse de los animales para reducir sus pérdidas, después de que los precios cayeran, cuando Beijing prohibió el transporte de cerdos vivos de las regiones infectadas.

“Básicamente, cada cerdo que se sacrifica o se mata para tratar de controlar esta enfermedad es un cerdo que debe importarse”, dijo Dennis Smith, corredor de Archer Financial Services en Chicago.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.