Ante el aumento de bloqueos, restricciones y limitaciones de redes sociales, le sugerimos que se suscriba mediante correo electrónico para recibir las publicaciones de infoiberico.com de forma segura, al instante y gratuitamente

Loading

Un Brexit sin acuerdo podría empujar la carne de cerdo estadounidense a los platos británicos

La semana pasada, el gobierno inglés anunció el régimen arancelario propuesto, que se aplicaría bajo un Brexit sin acuerdo. En cuanto a los productos, para las importaciones de carne de cerdo del Reino Unido el año pasado, el arancel promedio agregaría al precio alrededor de 0,10€/kg.

Esto representa un aumento en los costes de importación desde Europa, ya que este producto está actualmente libre de aranceles. Las importaciones de la UE representan el 60% del consumo de carne de cerdo en el Reino Unido.

El cerdo de la UE es típicamente más barato que el producto cárnico británico. La carne de cerdo británica recibe una prima, con el fin de ser más deseable para el consumidor. Además, a diferencia de Europa, alrededor del 40% de la producción británica comienza en el exterior, lo que implica que tenga un precio más alto en la comercialización. A nivel de producción, las estimaciones sugieren que los productores británicos recibieron alrededor de 0,25€/kg* más que los proveedores claves de la UE** el año pasado. Con el régimen arancelario sin acuerdo de Brexit, podría esperarse que la prima se reduzca a 0,15€/kg*, suponiendo que los precios británicos sigan siendo los mismos.

Por lo tanto, mientras la carne de cerdo de la UE se vuelve más cara para los importadores del Reino Unido, otros proveedores globales serán más competitivos en cuanto a precios. La UE, y por lo tanto el Reino Unido, actualmente imponen aranceles en la región de 0,94€/kg a las importaciones de carne de cerdo de países no pertenecientes a la UE. En este momento, esto elimina efectivamente la competencia del resto del mundo, pero, bajo un Brexit no negociable, los proveedores globales claves se enfrentarán a la misma tarifa promedio de 0,10 €/kg, al igual que a los proveedores actuales de la UE.

Los Estados Unidos, Canadá y Chile se encuentran actualmente en la lista como proveedores capaces de suministrar carne de cerdo a la UE y se espera que estas licencias se trasladen al Reino Unido después del Brexit, mientras que un gran proveedor, Brasil no está en la lista.

Los precios de los cerdos en los EE.UU. y Canadá son generalmente más bajos que los precios británicos, debido a los menores costes de producción. El año pasado, los precios fueron particularmente débiles, con un promedio de alrededor de 1,14€/kg en los EE.UU. y alrededor de 1,07€/kg en Canadá. Estas precios son 0,48€/kg y 0,55€/kg por debajo de los precios ingleses*.

Los actuales niveles de aranceles de la UE todavía hacen que los precios de los cerdos de EE.UU. y Canadá sean efectivamente más costosos que los británicos, alrededor de 0,40€/kg. En contraste, la nueva tarifa promedio en el Reino Unido de 0,10€/kg dejaría los precios de EE.UU. del año pasado, 0,38€/kg más bajos que los precios británicos, y los precios de Canadá 0,45€/kg más bajos*.

En contra, las estimaciones sugieren que el envío de productos desde la UE al Reino Unido no es significativamente más barato que el transporte desde América del Norte. Los precios estimados están en la región de 0,17-0,18€/kg. Esto significa que, en promedio, que los precios de la UE serían superiores a los precios británicos y, por lo tanto, no competitivos, y la carne de cerdo estadounidense y canadiense sería incluso más competitiva en precios que la carne de cerdo de la actual UE.

Por supuesto, el análisis anterior es una simplificación. En realidad, los flujos comerciales dependerán del precio de los recortes individuales y de la idoneidad del producto. Los productores de EE.UU. y Canadá pueden usar Ractopamine en la producción de cerdos (aunque no todos lo hacen), y esta carne de cerdo no se pudo importar actualmente al Reino Unido. El producto que cumpla con las normas sanitarias requeridas probablemente atraerán precios por encima del promedio, por lo que los precios ofrecidos inicialmente pueden no ser tan bajos como se sugiere anteriormente.

Es poco probable que muchas cosas cambien de la noche a la mañana, y las tarifas en sí están diseñadas para ser temporales. Logísticamente, es poco probable que los importadores cambien de proveedor inmediatamente en caso de un Brexit sin acuerdo. Sin embargo, si a largo plazo no hubiese acuerdo, esto aumentaría la exposición de Reino Unido al mercado mundial de carne de cerdo, lo que significa que los precios de los cerdos británicos podrían ser más volátiles y generalmente más bajos en el futuro.

* Los precios se ajustaron para tomar en cuenta las deducciones y los bonos estimados, utilizando los datos de Agri-Benchmark para 2013-2017.

** Alemania, Dinamarca, Países Bajos e Irlanda.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.