¡Suscríbase y reciba las publicaciones en su correo electrónico de forma segura, al instante y gratuitamente!

Loading

WWF lanza una campaña de Navidad para alertar sobre la situación crítica en la que se encuentra la dehesa

La dehesa es la protagonista de la nueva campaña de Navidad que WWF lanza hoy para sensibilizar sobre la crisis y el olvido que amenaza a este paisaje único en el mundo y que posee algunos de los valores culturales y naturales más extraordinarios de la península ibérica.

La campaña “La Dehesa olvidada” es una iniciativa de WWF que rescata  algunos de los productos más desconocidos de la dehesa que podrían desaparecer si no hay un apoyo a sus productores. Esta iniciativa de sensibilización da voz a los testimonios de ganaderos y artesanos en el documental donde relatan la crisis que atraviesa este único ecosistema.

Durante siglos las dehesas han demostrado un perfecto equilibrio, generando empleo, asentando población en muchas localidades españolas y ofreciendo importantes servicios ambientales.  Sin embargo, hoy la dehesa se muere. La crisis que atraviesa la ganadería extensiva por la pérdida de rentabilidad, la falta de apoyo administrativo o las condiciones de mercado han hecho que propietarios y ganaderos hayan intensificado el manejo y que muchas prácticas tradicionales, vitales para la conservación a largo plazo de las dehesas, se encuentren al borde de la extinción. Esto se ha traducido en problemas de regeneración y envejecimiento del arbolado, pérdidas de suelo, plagas y enfermedades que la están matando poco a poco.

“Desde WWF queremos agradecer con esta campaña el trabajo de los productores que cuidan el medio ambiente a la vez que nos proveen de productos exquisitos y de gran calidad. Si no actuamos para apoyar a quienes cuidan las dehesas, y para hacer que su gestión sostenible sea rentable, nos arriesgamos a perder un tesoro”, afirma Elena Domínguez, técnica del programa Bosques en WWF España.

La dehesa generalmente es sinónimo de cerdo ibérico, pero con esta campaña WWF pretende poner el foco en los otros productos que crecen a la sombra de las encinas y alcornocales. El corcho es un ejemplo extraordinario de un producto que aporta un valor social y económico, que se extrae de la corteza del alcornoque, y con el que se puede fabricar carteras y tapones para los vinos. Las bellotas  también son el ingrediente estrella de productos como patés vegetales, licores o cafés. Asimismo, el arcoiris floral que ofrece la dehesa y las abejas autóctonas producen una miel de un intenso y exclusivo sabor.

Documental: https://www.youtube.com/watch?v=wO_DL3tvcwU&feature=youtu.be

Fuente: Fedehesa


Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.