Aplicar la sanción por pastos de la CE a agricultores y ganaderos puede representar un 14% de las ayudas

La decisión del Gobierno de transferir a las Comunidades Autónomas el pago de l sanción impuesta por la Comisión Europea por el incumplimiento del Coeficiente de Admisibilidad de pastos sigue provocando reacciones en contra. A las propias CCAA que ya han denunciado judicialmente esta decisión, se suman las organizaciones agrarias, que ven cómo al final va a ser el propio agricultor o ganadero el que deba asumir este coste.  El último en salir a la palestra ha sido UGAMA reclama que estas correcciones financieras interpuestas por la CE no repercutan en ningún caso en los pagos percibidos o a percibir por los agricultores y ganaderos en la Comunidad de Madrid, que puede llegar a representar un 14% de lo percibido.

A la Comunidad madrileña le corresponde pagar una multa de 4,5 millones de euros por la multa de la Comisión Europea ha aplicado a España por el incumplimiento de la normativa relativa al CAP. Este importe, dividido por el importe total de derechos más pago verde de 32 millones de euros, supondría más del 14% de los pagos a percibir por agricultores y ganaderos madrileños, “que en ningún caso son los responsables de la aplicación de la legislación europea del sector que se realiza por parte de la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, y por tanto no deben asumir estos costes en forma de reducción de las ayudas”.

Desde UGAMA se considera que “la dejación de funciones de la actual Consejería ya ha perjudicado bastante a la ganadería en la regionalización de la PAC, además de haber generado un problema de falta de hectáreas admisibles por la no aplicación del nuevo Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) cuando correspondía”.

Por eso, insiste en que “creemos que los agricultores y ganaderos de la región no tienen que pagar los platos rotos por una irresponsabilidad de la administración”, afirman desde UGAMA, que a su vez reclaman que “se defienda el sistema de pastos de la Comunidad de Madrid y las características excepcionales de las zonas de montaña, donde no sólo nuestros animales se alimentan de pastos, sino que ayudan a prevenir los incendios forestales y a conservar la biodiversidad. Es fundamental que se apueste de forma decidida por apoyar al sector ganadero y no se le impongan más reducciones a los ingresos que sustentan muchas familias en las zonas rurales”.

Fuente: Agro información

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.