Empresas de Brasil proyectan exportar carne de cerdo desde ese país a México, con una oportunidad que ahora ven por los efectos de la Peste Porcina Africana y el interés del gobierno mexicano de diversificar sus proveedores.

Lorival Nogueira Luz Jr., presidente de uno de los mayores conglomerados brasileños del ramo de la alimentación, comentó que su compañía podría exportar carne de cerdo a México en el caso de que las ventas estadounidenses al mercado mexicano disminuyan a raíz de una mayor demanda de este producto en Asia.

Europa, que actualmente es el principal proveedor para el mercado mexicano, disminuiría sus ventas por priorizar la mayor demanda de Asia.

Nogueira destacó que en los últimos 12 meses concluidos en julio del 2019, los precios de la carne de cerdo en China crecieron 104% como consecuencia de la PPA. En el mismo periodo, el número de cerdos en ese país descendió de 409 a 292,7 millones de cabezas.

Brasil es el cuarto mayor productor de cerdos, con una participación de 3,4% de la producción mundial de este animal. Al mismo tiempo, Brasil representa 8% de las exportaciones mundiales de cerdos, con 6,2 millones de toneladas de cortes y 2 millones de otros subproductos.

“Hay una gran oportunidad de crecer”, enfatizó Nogueira, en el Salón Internacional de Avicultura y Porcicultura. “No existe producción en el mundo para sustituir esa falta de producción en China”.

Ricardo Santin, director ejecutivo la Asociación Brasileña de Proteína Animal, dijo que autoridades mexicanas han visitado Brasil para tratar el asunto de una posible certificación de plantas brasileñas de producción de cerdos.

El Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de China publicó su Perspectiva Agrícola de China (2019-2028) el 20 de abril del 2019. Este informe proporciona proyecciones para los mercados agrícolas que incorporan los efectos del brote de PPA y la Ley de Protección del Medio Ambiente, cuyo objetivo es mejorar la sostenibilidad de la producción en el mercado de carne.

Se espera que la capacidad de producción disminuya sustancialmente en los primeros dos años del periodo de pronóstico, y se prevé que los volúmenes de importación alcancen 2,1 millones de toneladas para el 2020, un aumento de más de 75% con respecto al 2018.

Esto aumentaría la participación de China en las importaciones mundiales de 17% en el 2018 a alrededor de 23% en el 2020.

También se estima que la mayoría de las importaciones adicionales de carne de cerdo provenga de Brasil, Canadá y la UE. Sin embargo, se supone que los volúmenes de producción se recuperarán a partir del 2021 y para el 2024 alcanzarán las mismas cantidades de producción que en el 2018. “Hay que tener cautela, porque el exceso de producción puede tener un efecto relevante”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.