El proyecto Life Fagesos pone en práctica soluciones para los patógenos que afecta a la dehesa

El proyecto Life Fagesos, financiado por la Unión Europea (UE) y destinado a recuperar la dehesa, con la participación de la Universidad de Córdoba (UCO), ha puesto en práctica soluciones para los patógenos que afectan a alcornoques, encinas y castaños a través de protocolos de manejo integrado elaborados a medida en Portugal, España e Italia.

Así lo ha indicado la institución universitaria en una nota en la que ha detallado que casi el 25% del territorio forestal en España está dominado por fagáceas, una familia de árboles entre las que se incluye el alcornoque, la encina o el castaño y que dan forma a las dehesas. Otros países del arco mediterráneo tienen ecosistemas similares.

Sin embargo, estos árboles están siendo afectados por un patógeno invasor que se encuentra en los suelos, ‘Phytophthora cinnamomi’, que pudre las raíces de los árboles impidiéndoles la absorción de agua y nutrientes, causando su decaimiento. Esta enfermedad, conocida como ‘la seca’, finalmente acaba con la muerte y la pérdida del arbolado. Este patógeno invasor es uno de los más agresivos en el ámbito forestal, siendo capaz de desplazar a otros patógenos locales a los que las especies vegetales están mejor adaptadas.

El cambio climático y el aumento de la temperatura media del suelo favorecen estos procesos, facilitando la aparición de problemas en zonas donde hasta hace poco el patógeno no se adaptaba bien.

Este patógeno no sólo causa problemas en la Península Ibérica. En la localidad italiana de Monte San Biagio (en la región de Lazio), amenaza a uno de los tesoros naturales del país, el Alcornocal de San Vito, causando en los últimos años la muerte de muchos alcornoques centenarios.

Aunque en este caso no se ha podido establecer una relación entre la mayor influencia de este microorganismo y el cambio climático o el aumento de la temperatura media, esta relación sí se ha establecido en otras zonas con enfermedades como la tinta del castaño en la Tuscia (Italia central) o Portugal, o la mayor incidencia de mortalidad en el decaimiento de los alcornoques en el Parque Natural de Los Alcornocales, en España.

Dada la importante extensión espacial de estos árboles y su relevancia socioeconómica y ecológica, es necesario avanzar en el tratamiento y control de la enfermedad que causa ‘Phytophthora cinnamomi’, y el proyecto Life Fagesos, en el que participa la UCO junto a otras instituciones de Italia y Portugal, está orientado en ese sentido al proponer y poner en práctica soluciones adaptadas al decaimiento.

«En el tema de la seca se viene investigando desde principios de los 90. Son más de 30 años de ciencia muy bien hecha y creemos que estamos en el momento de aplicar estos conocimientos para conseguir estrategias de manejo y control efectivas. Es en lo que estamos ahora», ha explicado Francisco J. Ruiz-Gómez, integrante del grupo de Investigación de Evaluación y Restauración de Sistemas Agrícolas y Forestales (Ersaf) de la UCO que participa en el proyecto.

Gracias a la financiación europea, el proyecto Life Fagesos implementará protocolos de manejo integrado elaborados a medida en las zonas de expansión de la enfermedad en Portugal, España e Italia. Estos protocolos incluirán 3 partes: el tratamiento de la enfermedad, la mejora del entorno y el estado fitosanitario del arbolado a través de la inducción de ciertos procesos fisiológicos y, por último, medidas higiénicas para controlar la dispersión de la enfermedad (como estaciones de limpieza de calzado o el arreglo de los caminos forestales para la canalización de agua, entre otras medidas).

Estos protocolos emplearán tratamientos con productos y prácticas respetuosos con el medio ambiente, que ya han demostrado su eficacia en laboratorio, (con sustancias o enmiendas para corregir las deficiencias del suelo, productos que promuevan la defensa autoinmune de los árboles o microorganismos beneficiosos) y se ensayarán durante la primavera de 2024 en los seis sitios demostrativos del proyecto, entre los que se incluye La Almoraima, enclavada en el Parque Natural de Los Alcornocales (Cádiz), y una dehesa de encina afectada por la seca, en Villaviciosa de Córdoba.

Una parte relevante del proyecto es el monitoreo de los efectos de los tratamientos. Este monitoreo se llevará a cabo a distintos niveles, con el apoyo de sensores remotos de drones y satélites. Se monitorizará y cuantificará la presencia de ‘Phytophthora cinnamomi’ y otros patógenos, y el estado de salud de los árboles, así como del entorno.

También se modelizará la respuesta en función de los diferentes escenarios de cambio climático que se barajan, lo que permitirá a las personas que se dedican a manejar este problema conocer qué posibilidades hay de tener una infección en una determinada área tanto en el presente como en el futuro.

El proyecto Life Fagesos está liderado por el Ayuntamiento de Monte San Biagio. La UCO, a través de los departamentos de Ingeniería Forestal, Geomática y Ecología, se encarga de coordinar el proyecto en España, de la implementación y el seguimiento de los protocolos para encinar y alcornocal adehesado, y de la monitorización y modelización de distribución de especies, riesgos e impacto, y de su evaluación en condiciones de cambio climático. Además, a finales de enero acogerá la próxima reunión del consorcio.


Comentarios

Una respuesta a «El proyecto Life Fagesos pone en práctica soluciones para los patógenos que afecta a la dehesa»

  1. Gracias por difundir. Nuestra Dehesa está muy afectada, con zonas en las que no quedará ninguna encina en unos 10 o 15 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.