Hacienda actúa por indicios sobrados de fraude fiscal y el sector cárnico aplaude la operación

El Ministerio de Hacienda ha reconocido que se ha iniciado una gran operación nacional en la que ha encontrado “sobrados indicios de fraude fiscal y dinero B” en la cadena de producción y comercio mayorista de carne. Funcionarios de la Agencia Tributaria han comenzado esta semana la Operación Presunto (jamón en portugués) contra la venta “en negro” de carne, que implica registros e inspecciones en 73 empresas y vincula a 25 personas, una operación que viene precedida de un año de investigaciones, según han explicado a Efeagro fuentes de la Agencia Tributaria.

   Han añadido que tras las primeras inspecciones existen ya “sobrados indicios de fraude fiscal y dinero B” en el ámbito investigado; entre ellos, figuran softwares en dispositivos informáticos, estadillos u otros documentos que indican que podría haber alteración u ocultación de contabilidad.

Confecarne respalda la investgación pero niega que afecte a “todo” el sector

    Por su parte, la Confederación de Organizaciones Empresariales del Sector Cárnico de España (Confecarne) ha mostrado su rechazo a “toda posible actuación irregular por parte de cualquier operador” y ha respaldado las actuaciones de la Administración para detectar y corregir las posibles irregularidades.

    En un comunicado, ha puntualizado que es “impropio” hablar de “operación contra el sector cárnico”, pues la información de la Agencia Tributaria habla de 73 sociedades cuando el sector está integrado por más de 3.000 empresas.  A su juicio, este tipo de manifestaciones “siembra dudas” sobre el conjunto de sus empresas y “perjudica seriamente la imagen de un sector que trabaja de forma responsable en cumplimiento de la legislación en todos los ámbitos de su actividad”.

    En este sentido, la Confederación ha insistido en que rechaza “toda posible actuación irregular o no conforme a la normativa tributaria” por parte de cualquier operador del sector y ha instado a todos las empresas a cumplirla.

    Confecarne agrupa a la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice), la Federación Catalana de Industrias de la Carne (Fecic), la Asociación Nacional de Almacenes Frigoríficos de Carne y Salas de Despiece (Anafric) y la Asociación Profesional de Salas de Despiece y Empresas Cárnicas (Aprosa-Anec).

Algunas de las empresas investigadas declaran pérdidas sistemáticas

   Parte de los registros se han realizado en los mercados centrales de abastecimiento de Madrid, (Mercamadrid), Barcelona (Mercabarna) y Cantabria, pero “no son los únicos lugares”, han afirmado fuentes de la Agencia Tributaria, ya que también se han visitado otras instalaciones en todo el país.

    En Cataluña, se han investigado a cuatro empresas cárnicas situadas en Mercabarna y a otras que trabajan en mataderos de Lleida y Sabadell (Barcelona).

    Según Hacienda, las empresas no reflejaban en la declaración del Impuesto de Sociedades los beneficios por el negocio del sacrificio y procesamiento cárnico; incluso algunas firmas notificaban pérdidas sistemáticas.

    En concreto, los funcionarios percibieron que en algunas empresas se ingresaban grandes cantidades de dinero en efectivo en cuentas, la posesión de bienes en el extranjero y el mantenimiento de “altos niveles de vida no justificados”. Otra circunstancia es el alto volumen de ventas en efectivo, que en algunas sociedades inspeccionadas superaba el 50 % y en dos casos concretos el 85 y el 95%.

El fraude justificaría que los precios se cuadruplicaran de origen hasta la venta final

    Al hablar de los beneficios de las empresas, Hacienda ha tocado una cuestión clásica en las discusiones del sector agroalimentario español: la multiplicación de precios desde el origen a la venta final, que en la carne se “cuadruplican o quintuplican”.

    En 2015 la ternera “de primera” se vendió en origen a 3,78 euros/kilo y a 16 euros/kilo para el consumidor; el cordero pascual pasó de los 5,96 a los 11,06 euros; el cerdo de 1,4 a 5,28 euros/kilo; el pollo de 1,68 a 2,94 euros/kilo y el conejo de 2,81 a 5,27 euros/kilo, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

    Precisamente, el Magrama ha manifestado que la distribución mayorista es “el eslabón” donde se detectan más incumplimientos de la Ley de medidas para la mejora de la Cadena Alimentaria, según la última propuesta de sanciones de la Agencia de Información y Control (AICA) de esa norma.

    En Bargas (Toledo), el Gobierno de Castilla-La Mancha ha expresado su apoyo a la Operación Presunto. El consejero de Agricultura castellanomanchego, Francisco Martínez Arroyo, ha asegurado que Hacienda tendrá que hacer su trabajo e investigar, si bien ha mostrado su confianza en el buen hacer de la industria agroalimentaria.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.