El Instituto de Comercio Exterior (ICEX) ha dado a conocer un informe, elaborado por la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Estocolmo, en el que se analizan las posibilidades que tiene la venta de jamón serrano en Suecia.

El informe destaca que la mayoría del jamón que se exporta a este destino llegua deshuesado y es un destino en el que las ventas han crecido en un 118% en cantidad y un 115% en valor a lo largo de los últimos 5 años, cifrándose en más de 3 millones de euros en 2015.

El jamón serrano es más demandado que el ibérico y el informe constata la falta de información entre los consumidores suecos para distinguir entre el producto español y el prosciutto italiano ya que ambos se comercializan en los mismos puntos de los lineales. Tampoco se tiene una apreciación del jamón ibérico como un producto gourmet. Si a esto le sumamos su mayor coste, el consumidor no se muestra dispuesto a la compra.

Del estudio realizado se destaca que casi todas las cadenas de distribución tienen al menos una referencia de jamón serrano y en el caso de las grandes tienen una mayor variedad. El 80% del jamón importado tiene como destino la distribución comercial y el 20% restante el canal horeca.

El informe finaliza recomendando una mayor promoción para reposicionar el jamón curado en Suecia, añadiendo una asociación producto-país para que a la hora de comprar se decanten por el producto español.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.