Ante el aumento de bloqueos, restricciones y limitaciones de redes sociales, le sugerimos que se suscriba mediante correo electrónico para recibir las publicaciones de infoiberico.com de forma segura, al instante y gratuitamente

Loading

Indicadores del mercado porcino japonés de 2023

📰🐷🔊 ¡AHORA PUEDE ESCUCHAR LAS PUBLICACIONES DE INFOIBERICO.COM AQUÍ! 👇

Japón se destaca como uno de los principales mercados globales desde una perspectiva económica y poblacional. En 2023, con un PIB de 3.953,7 mil millones de euros, se posicionó como la 3º mayor economía mundial, solo superada por Estados Unidos y China. Este archipiélago comprende con unas 420 islas habitadas, tiene una superficie de 377.973 km² y una población de 125,2 millones, lo que se traduce en una densidad de 331,30 habitantes por kilómetro cuadrado. Japón, una monarquía parlamentaria conocida por su estabilidad político-social, está dividido en 47 prefecturas regionales, y la mayor parte de su población sigue el sintoísmo o el budismo.

Las principales áreas urbanas, incluyendo Tokio, Osaka, Nagoya, Kobe y Kioto, concentran la mayoría de los habitantes, con el área metropolitana de Tokio albergando alrededor de 37,5 millones de personas. Antes de la pandemia de Covid-19, Japón atraía anualmente cerca de 30 millones de visitantes internacionales, cifra que se redujo drásticamente durante 2020, 2021 y 2022, aunque en 2023 el país recibió 25 millones de turistas. Además, aproximadamente 3.700 españoles residen en Japón.

La economía japonesa se caracteriza por su avanzada capacidad de compra, con una renta per cápita de 32.123 euros y la tasa de desempleo más baja del mundo (2,4%), junto con una inflación del 2,1% y un costo del dinero del 0,3%. Japón también se distingue por su sólido desarrollo tecnológico y un robusto comercio exterior que son pilares fundamentales de su economía y consumo elevado.

En cuanto al sector porcino, Japón es uno de los mayores consumidores mundiales de carne de cerdo, con una demanda anual de aproximadamente 2,5 millones de toneladas, aunque su producción nacional es mucho menor, cerca de 1,3 millones de toneladas. Esto resulta en una alta dependencia de las importaciones, que alcanzan alrededor de 1,2 millones de toneladas al año, cubriendo solo el 52% de su consumo interno.

La industria porcina japonesa es altamente avanzada y tecnificada, con cerca de 3.590 granjas que albergan alrededor de 8,97 millones de cabezas y 790.000 cerdas reproductoras, indicando una granja promedio de aproximadamente 2.493 cabezas. Este sector ha visto un aumento en la dimensión y tecnificación de las granjas en los últimos años, con desarrollos destacados como el «MARUMITON PORK» de KYOTO FARM.

En 2023, la producción de carne de cerdo en Japón fue de 1,29 millones de toneladas, observando un leve declive en comparación con 2022, una tendencia que podría continuar según proyecciones de la FAO-OCDE. A pesar de las variaciones en el consumo debido a la inflación reciente, se espera que los niveles de consumo se mantengan estables en 2024.

El consumo per cápita de carne de cerdo fue de aproximadamente 20 kilos por persona en 2023, constituyendo el 37% del consumo total de carne, solo superado por el pollo (42%) y seguido por la carne de vacuno (19%). El perfil de consumo de Japón está cambiando, mostrando una disminución en el consumo de pescado, mientras que la carne fresca y procesada gana popularidad, reflejando una occidentalización, especialmente entre los consumidores más jóvenes.

Finalmente, Japón es el 2º mayor importador mundial de carne de cerdo, detrás de China, con importaciones en 2023 valoradas en 4.680,9 millones de euros y un volumen de 1,21 millones de toneladas, lo que refleja un precio promedio de 3,87 euros por kilo. Estas cifras destacan la influencia de factores sociodemográficos como el envejecimiento poblacional, la reducción de la población, la incorporación de las mujeres al mercado laboral, y el crecimiento de las grandes áreas metropolitanas en las tendencias de consumo del país.

En 2023, España se consolidó como el 3º mayor proveedor de carne de cerdo a Japón, contribuyendo con el 15,2% del total de las importaciones japonesas en este sector. Estados Unidos y Canadá lideran la lista con el 29,5% y el 21,9% respectivamente, seguidos por otros proveedores significativos como México, Dinamarca, los Países Bajos, Chile y Brasil. Durante el periodo de 2019 a 2023, las exportaciones españolas a Japón aumentaron un 28,3% en volumen y un 26,8% en valor, reflejando un crecimiento sostenido en este mercado.

La mayor parte de las importaciones japonesas de productos porcinos consisten en carnes y despojos congelados, representando el 76% del total, con productos elaborados cocidos y preparaciones y conservas también formando parte del mix de importaciones. Notablemente, los jamones y paletas curados constituyen solo el 0,2% del total importado, lo que indica un área de oportunidad limitada para estos productos en el mercado japonés.

En el mismo año, España exportó a Japón 176.700tn de carne y derivados de cerdo, valorados en 648 millones de euros, a un precio promedio de 3,67 euros por kilo. Las exportaciones se centraron principalmente en carnes congeladas, que comprendieron el 94% del total, mientras que los despojos y el tocino representaron solo un pequeño porcentaje. Sin embargo, un reto significativo para el sector es incrementar la cuota de productos elaborados más sofisticados, como los embutidos y productos curados.

El ámbito agroalimentario japonés se caracteriza por sus ferias comerciales de alto prestigio, que son vitales para la promoción de productos españoles en Japón, facilitando el acceso a compradores tanto del sector de distribución como de restauración. Desde 2019, el Acuerdo de Libre Comercio UE-Japón ha proporcionado mejoras arancelarias que benefician directamente a los productos derivados del porcino español, una medida que ha sido apoyada por acciones promocionales a través del Plan Sectorial cofinanciado por INTERPORC e ICEX España Exportación e Inversiones.

Producción, consumo y autoabastecimiento de carne y productos de porcino

En los últimos 5 años, la producción de carne de porcino en Japón ha mostrado una tendencia generalmente estable con un pico en 2021 de 1.318.000tn, seguido de una ligera disminución hasta las 1.290.000tn en 2023.

El consumo interno aparente de carne de cerdo alcanzó su punto más alto en 2022 con 2.570.800tn, para luego ajustarse a 2.495.100tn en 2023, mostrando una variación negativa del 1,54% en el último lustro.

El porcentaje de autoabastecimiento se mantuvo por encima del 50% desde 2019, alcanzando el pico del 53,1% en 2021, y quedándose al 51,7% en 2023. Es de destacar la dependencia significativa del país en las importaciones para satisfacer su demanda interna, a pesar de su subida del 2,44% en los últimos 5 años.

Evolución del censo y sacrificio de porcino

De 2019 a 2023 el censo de cerdos ha mostrado una tendencia decreciente, con una leve recuperación en 2021 seguida de una disminución en los años siguientes, situándose en 8,97 millones de cabezas en 2023 y presentando una disminución del 2,07% respecto a 2019. El número de cerdos sacrificados al igual, refleja un patrón similar, alcanzando un máximo en 2021 con 17 millones de cabezas, hasta descender ligeramente en 2023 a 16,85 millones.

La producción total de carne ha variado ligeramente, reflejando la eficiencia en el rendimiento por cerdo sacrificado, que alcanzó su pico en 2020 con 78,72kg/cerdo, y en 2023 mostró un rendimiento por cerdo similar al de 2019.

Balance de autoaprovisionamiento

A lo largo del período de 2019 a 2023 las importaciones han fluctuado para compensar las variaciones en la producción interna y ajustarse a las demandas del mercado, y aunque en 2022 mostraron pico, en el intervalo de los últimos 5 años han disminuido un 4,04%.

Las exportaciones, aunque presentes, son mínimas en comparación con la producción e importación, destacando la orientación del sector hacia la satisfacción de la demanda interna.

Importaciones de carne y productos del porcino

Las importaciones alcanzaron su nivel más bajo de los últimos 5 años en 2021, con 1.171.700tn y se incrementaron nuevamente en 2022 hasta las  1.268.300tn, para luego ajustarse a 1.207.700tn en 2023, suponiendo una reducción del 4,04% respecto a 2019. El porcentaje de importaciones respecto a la utilización interior aparente que han oscilado entre el 47 y 50%, se redujo un 2,54%, lo que indica que casi la mitad del consumo de productos porcinos en Japón depende de las importaciones.

Tipología de productos importados

Japón importó una amplia gama de productos del porcino, destacando principalmente las carnes frescas, refrigeradas o congeladas que representan con 919.713tn el 76,2% del total de las importaciones por un valor de 3,63 millones de euros. Los jamones y paletas cocidos también forman una parte significativa de las importaciones, con un 11,6%.

Por otro lado, las importaciones de despojos y tocino representa un 6,4%, las preparaciones y conservas un 3,4%, y los embutidos curados y cocidos un 2,1%. Sine embargo, los jamones y paletas curadas apenas representan un 0,2%.

En 2023 EE.UU. se mantuvo como el mayor proveedor con casi un tercio del mercado (29,49%), seguidos por Canadá (21,94%) y España (15,17%).

  • Carnes En 2023, Japón importó 919.713tn de carnes frescas, refrigeradas o congeladas de varios países, suponiendo una reducción del 5,9% respecto a 2022. EE.UU. se posicionan como el principal proveedor con 235.006tn, lo que refleja tanto su capacidad de producción como sus fuertes lazos comerciales con Japón. España, destacándose por un impresionante volumen de 186.467tn, muestra cómo los productos cárnicos españoles han encontrado un nicho robusto en Japón, apoyado probablemente por la calidad y la competitividad de su oferta. Canadá también juega un papel crucial como proveedor con 211.078tn, subrayando la importancia de América del Norte como región suministradora clave.
  • Despojos: En 2023, Japón importó un total de 26.927tn de despojos frescos, refrigerados o congelados, suponiendo respecto a 2022 un aumento del 2,9%. EE.UU. se posición como principal proveedor, aunque experimentó una reducción del 6,5%, con un envió de 14.865tn. Le sigue Canadá con 5.588tn. Y España como 3º proveedor con 2.374tn y un significativo aumento del 80,8%.
  • Tocino fresco: En 2023, las importaciones japonesas de tocino fresco se totalizaron en 50.759tn, mostrando un incremento significativo del 33,2% en comparación con el año anterior. El principal proveedor fue Canadá, con 27.006tn, seguido de EE.UU., con un aumento del 981,6%, totalizándose en 8.499tn. En 3º lugar, España con 5.174tn, aumento sus envíos en un 120,6%.
  • Jamones y paletas curados: Japón importó 2.762tn de jamones y paletas curados, mostrando un ligero aumento del 4% en comparación con el año anterior. Esta categoría la lidera España, que representa casi el 67% de las importaciones, con 1.842tn y las cuales aumentaron un 23,3%. Le sigue EE.UU. con 439tn, y Francia con 285tn. Italia sufrió una caída drástica en sus exportaciones, disminuyendo en un 95,3%, pasando de 420tn exportadas en 2022, a tan solo 20tn exportadas en 2023.
  • Jamones y paletas cocidos: Japón importó un total de 140.366tn de jamones y paletas cocidos, reflejando una disminución del 6,8% en comparación con 2022. EE.UU. es el principal proveedor con 78.437tn, seguido de Dinamarca con 14.916tn, y Canadá, que con 14.418tn aumentó los envíos un 37,9%. Cabe destacar en esta categoría la bajada en un 47,2% de los envíos de España, que se totalizaron en las 1.697tn.
  • Panceta ahumada o salada: En 2023, las importaciones japonesas de panceta ahumada y/o salada disminuyeron en un 68,1%, totalizándose en tan solo 77tn. España lideró los envíos con 33tn, pese a la notable bajada en un 65,9%. Le sigue EE.UU. con 24tn, y Austria, que con 12tn aumentó sus envíos en un 228,5%.
  • Embutidos curados o cocidos: Japón importó 25.580tn de embutidos curados o cocidos, marcando una disminución del 10,1% en comparación con 2022. Tailandia es el principal proveedor, con 6.721tn, seguido muy de cerca por EE.UU. con 6.470tn, y China con 5.105tn. España aumentó sus envíos en un 54,1%, hasta las 409tn.
  • Preparaciones y Conservas: Las importaciones japones de de preparaciones y conservas alcanzaron las 40.717tn, reflejando una disminución del 7,8% en comparación con 2022. Las lidera EE.UU. con 21.095tn, seguida de China con 10.785tn. España alcanzó las 167tn, lo que supuso un aumento del 46%.
  • Manteca fundida: Japón aumentó las importaciones de manteca fundida un 12,8%, hasta las 540tn, en comparación con 2022. Países Bajos encabezó las exportaciones con 535tn, incrementando en un 14,2%, y EE.UU. aunque en menor cantidad, exportó 5tn, disminuyendo un 54,2%.
  • Grasa fundida: En 2023, Japón importó 292tn de grasa fundida, lo que representa un incremento del 14,2% en comparación con el año anterior. Taiwán lideró las importaciones, con 147tn, mostrando un crecimiento del 4%, seguida de Bélgica con 145tn, aumentando un 26,9% respecto a 2022.
  • Animales vivos: Japón importó 808 animales vivos, una disminución del 34,5% en comparación con 2022. Los principales países proveedores fueron Canadá, que lideró las exportaciones con 444 animales, aunque sus envíos disminuyeron un 45,1%. EE.UU. exportó 134 animales, con una reducción del 32% respecto al año anterior, mientras que Francia: Incrementó significativamente sus exportaciones en un 1620%, enviando 86 animales. Cabe destacar que estos animales que se comercializan son utilizados con fines genéticos y reproductivos.

Comentarios

Una respuesta a «Indicadores del mercado porcino japonés de 2023»

  1. ¡Excelente informe sobre el mercado japonés! Muchas gracias por añadir audios, se hace mucho más amena y agradable recibir la información de esa forma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.