La producción de carne crecerá en la UE un 1% durante la próxima década

Dentro de su informe periódico sobre previsiones de evolución de la producción alimentaria en la UE a corto plazo, la Comisión Europea estima que a lo largo de la próxima década la producción de carne en el conjunto de la UE crecerá un 1% hasta los 46,5 millones de t en 2025 frente a las previsiones de 45,91 millones de t en 2015.

En líneas generales, la producción de carne de pollo y de cerdo seguirán creciendo lentamente, debido a la necesidad de cumplir con las exigencias medioambientales, mientras que, tras unos años de subida, la de vacuno se reducirá. También subirá la producción de carne de ovino aunque de forma mucho menor. La Comisión destaca como debido a que el consumo interno no crece al mismo ritmo que la producción, la UE se convertirá en un exportador de carne en un mercado donde la competencia por precio será el principal factor.

En el caso del vacuno, las previsiones de la UE, como hemos dicho, apuntan a una reducción pasando de los 7,68 millones de t de producción previstos para 2015, a falta del cierre de datos en algunos países, hasta los 7,47 millones de t de 2025. Esta reducción, según la Comisión será menor que la que ya se ha registrado en el periodo que va de 2005 a 2015.

El consumo de esta carne en la UE se mantendría estable, en torno a 7,76 millones de t en 2015 y en 7,62 millones de t en 2025. En cuanto a las exportaciones, en esta carne la UE tendrá fuertes competidores en los grandes productores mundiales (Brasil, EE.UU., Australia, Argentina, Uruguay, etc) y esto motivará que se reduzcan seriamente, según las previsiones de la CE pasando de 219.000 t en 2015 a 179.000 t en 2025, un 18,3% menos.

Respecto al porcino, su producción supone algo más del 50% del total de la UE alcanzando los 23,41 millones de t en 2015 y con unas estimaciones de 23,82 millones de t en 2025. Esto se vería justificado por la marcha del comercio exterior ante la demanda mundial de esta carne, precios favorables para las materias primas de alimentación animal y el mantenimiento de la competitividad de los grandes productores europeos (Alemania, España, Dinamarca, Polonia, etc).

La Comisión estima que el conjunto de países de la UE seguirán teniendo una gran relevancia en el comercio mundial de este tipo de carne y esto motiva que frente a los 2,06 millones de t exportadas en 2015, se estime que en 2025 se alcanzaría la cifra de 2,60 millones de t. El consumo se mantendría igualmente estable en torno a 21,23 millones de t para 2025 frente a los 21,37 millones de t de 2015.

Las estimaciones de la Comisión para la carne de ovino y caprino muestran un ligero crecimiento pasando de las 893.000 t de 2015 a las 900.000 para 2025. En este caso las importaciones jugarán un importante papel ya que en la actualidad, la producción total de la UE no es capaz de cubrir la demanda de este tipo de carne, según la CE. Esto motiva que en 2015 frente a una producción estimada en 893.000 t en la UE se hayan importado 190.000 t hasta completar un consumo cifrado en 1,05 millones de t.

Las exportaciones de esta carne son poco significativas en cantidad en relación con el conjunto del sector y apenas alcanzarían en 2015 las 24.000 t, esperándose que crezcan en prácticamente un 30% hasta las 32.000 t en 2025.

Por último, la carne de pollo sería la que más crecería ante su bajo precio y su mayor aceptación en mercados foráneos. En la próxima década la UE pasaría de producir 13,6 millones de t a 14,1 millones de t de esta carne, en línea con el crecimiento esperado para el consumo interno. Las exportaciones e importaciones también se verían incrementadas en similares porcentajes.

www.eurocarne.com/noticias?codigo=33525

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.